Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El fiscal estadounidense Bert Rein, junto a la estudiante Abigail Fisher tras exponer ésta sus argumentos contra la discriminación positiva en la universidad, el 10 de octubre de 2012 en Washington ante la sede de la alta instancia

(afp_tickers)

La Corte Suprema de Estados Unidos reafirmó este jueves la legitimidad de la discriminación positiva para la entrada a la universidad, un mecanismo que favorece a los estudiantes provenientes de minorías étnicas.

El alto tribunal adoptó esta esperada decisión sobre un tema muy sensible en el país, por mayoría de cuatro jueces contra tres.

Entre las cualidades que distinguen a una universidad "la diversidad del cuerpo estudiantil está entre las características básicas de su identidad y su misión educativa", estimó el juez Anthony Kennedy, al leer la resolución.

En esta posición se alinearon los tres magistrados progresistas, Ruth Bader Ginsburg, Stephen Breyer y Sonia Sotomayor, mientras que los jueces conservadores John Roberts, Clarence Thomas y Samuel Alito quedaron en minoría.

La octava jueza de la Suprema Corte, Elena Kagan, se excusó de participar en la decisión por haberse ocupado ya del tema en sus precedentes funciones.

La discriminación positiva es criticada por sus opositores, que alegan un perjuicio para la igualdad de oportunidades.

- Joven blanca rechazada en la universidad -

Por el contrario, sus promotores afirman que es el único medio para garantizar la diversidad en el mundo educativo y más en general en los diferentes sectores de la sociedad.

En este caso, la CSJ estadounidense analizó la apelación de Abigail Fisher, una estudiante que afirma haber sido rechazada en la universidad de Texas (centro-sur) porque es blanca.

En esta institución, el número de afro-estadounidenses casi se duplicó desde 2004 a 2007 gracias a la acción positiva, aunque éstos no superan un 6% del total de estudiantes.

Concretamente, la universidad puso en práctica un sistema híbrido, que permite el ingreso a primer año al 10% mejor clasificado de su clase.

Para un cuarto de los lugares restantes, el sistema de admisión toma en consideración un conjunto de elementos, incluido el origen étnico.

"Que uno sea un joven o una joven, blanco o negro, solo los méritos deberían ser tenidos en consideración, ningún otro factor", había argumentado Fisher.

- Negros y latinos aislados -

Según el profesor Robin Lenhardt, de la facultad de Derecho Fordham, la decisión de la Suprema corte "indica claramente a todas las universidades que deben brindar a sus estudiantes los beneficios pedagógicos de una amplia diversidad".

En su mayoría provenientes de medios desfavorecidos, los afro-estadounidenses y los latinos están con frecuencia subrepresentados en la educación superior en el país, donde las matrículas son altas y los pocos admitidos afirman que son aislados o víctimas de actitudes racistas.

"Gracias a la Suprema Corte por su apoyo a la igualdad de oportunidades y por ofrecer la posibilidad a cada niño estadounidense de tener un futuro radiante", declaró la NAACP, la más importante organización nacional de defensa de los derechos de los negros.

En una decisión emblemática adoptada en 1978 reafirmada en 2003, la SCJ había validado la posibilidad muy reglamentada de utilizar el origen étnico entre una batería de otros factores para el ingreso a la universidad, al tiempo que prohibía la instauración de cuotas raciales automáticas.

El alto tribunal había fijado un período de aplicación que finalizaría a más tardar en 2028.

Varios Estados del país, entre ellos Michigan y California, prohíben apelar a la acción afirmativa para admitir a sus estudiantes.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP