Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Una campesina china trabaja en una plantación de maíz en Pekín, el 9 de octubre de 2016

(afp_tickers)

El trigo bajó el martes en la bolsa de Chicago debido a pronósticos de buen clima en Estados Unidos mientras que la soja aumentó gracias al debilitamiento del dólar.

Los precios estuvieron presionados por la perspectiva de clima húmedo en regiones productoras de Estados Unidos y también por nuevas cifras desfavorables sobre la soja sudamericana, dijeron expertos de la firma Allendale.

El mercado del trigo fue el más perjudicado por el clima estadounidenses porque se esperan lluvias benéficas para los cultivos tras un período de tiempo seco. Esas lluvias aumentarían la perspectiva de una cosecha estadounidenses elevada.

En cuanto a la soja el gabinete brasileño AgroConsult elevó sus previsiones de la cosechas de la oleaginosa de ese país que ya se había estimado que serían históricamente altas.

A pesar de esas señales los precios de la soja se orientaron al alza y aminoraron la caída de otros productos agrícolas.

El mercado de la soja volvió a animarse con la perspectiva de estímulos a los biocombustibles.

Varios observadores advirtieron que el miércoles cesará la moratoria impuesta por el presidente Donald Trump a las cuotas anuales que se aplicaban desde el otoño boreal del año pasado poco antes de su elección.

Esa expiración sería un buen mensaje para la demanda pues algunos biocombustibles precisan maíz y soja.

Por otro lado, el dolar se debilitó en los mercados y se convirtió en un sostén para la soja estadounidense, dijo Mike Zuzolo, de la firma Global Commodities Analytics & Consulting.

El bushel de maíz (unos 25 kilos) para entrega en mayo terminó a 3,6125 dólares contra 3,6350 del lunes.

El bushel de trigo para mayo bajó a 4,2650 dólares desde 4,3025 de la pasada sesión.

El bushel de soja para mayo subió a 10,0150 dólares desde 9,9950 del lunes.

AFP