Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El portavoz de la Santa Sede, padre Federico Lombardi, en una rueda de prensa el 5 de febrero de 2016 en el Vaticano

(afp_tickers)

El Vaticano confirmó este miércoles la apertura "en pocos meses" de los archivos relativos a la dictadura militar en Argentina (1976-1983) por voluntad del papa Francisco, una decisión anunciada la víspera de cumplirse 40 años del golpe militar.

"Como anunciado ya en el pasado, el papa Francisco manifestó su deseo de abrir para consulta los archivos del Vaticano relativos a la dictadura en Argentina (1976-1983). Para ello es necesario catalogar el material. El trabajo se está realizando y estimamos que se terminará en los próximos meses", indicó el portavoz del Vaticano, padre Federico Lombardi.

La apertura de los archivos con cartas, informes de la nunciatura, testimonios y documentos sobre esos años negros de la historia argentina aportará elementos importantes para esclarecer muchos casos de desaparecidos.

Organizaciones humanitarias y en particular las Madres y Abuelas de Plaza de Mayo habían solicitado al papa argentino que autorizara tal medida.

La confirmación por parte del Vaticano ha sido anunciado la víspera de que se cumpla el 24 de marzo 40 años del golpe de Estado que puso en pie una sangrienta dictadura en Argentina que dejó 30.000 desaparecidos, según organismos humanitarios.

El Vaticano precisó que para consultar tales archivos se deberán establecer "los plazos y condiciones, de acuerdo con la Conferencia Episcopal Argentina", tal como ocurre para otros documentos históricos.

"Se ha empezado ya a responder a pedidos específicos en casos particulares y de carácter judicial (rogatorias) y humanitarios", explicó Lombardi.

Se trata de una decisión de "importancia histórica" no solo para Argentina sino para toda América Latina, sostiene Luis Badilla, experto de Radio Vaticano, al subrayar que servirá para una reconstrucción más profunda de la historia de la región, sacudida por sangrientos golpes militares, iniciados en Brasil en 1964, y que se terminó con la derrota en 1990 del referéndum que obligó a salir al dictador chileno Augusto Pinochet.

El papel que la Iglesia católica jugó en cada uno de esos países fue muy distinto y es posible que la decisión de abrir los archivos vaticanos se expanda a otros países.

Según fuentes latinoamericanas, los archivos sobre la dictadura en Uruguay (1973-1985) también serán abiertos.

- El beso del papa a las madres de desaparecidos -

El papa Francisco dedicó este miércoles al término de la audiencia general en la plaza de San Pedro un momento especial a las madres de los desaparecidos argentinos, al colocar por varios minutos su frente contra la frente y besar luego a Françoise Tisseau, madre de la francesa Marie Anne Erize Tisseau, desaparecida en 1976. "Este beso es para todas las madres que han sufrido la desaparición de sus hijos", le dijo Francisco.

El papa argentino saludó con particular afecto a la delegación de 10 personas, entre ellos la madre y los dos hermanos Tisseau, que viajó a Roma para declarar el jueves ante la fiscalía italiana que indaga sobre el caso.

"Fue un momento muy emocionante, todos lloramos", contó a AFP Marie-Noelle.

La justicia italiana deberá decidir si existen elementos suficientes para abrir un juicio contra el represor Carlos Malatto, residente en Italia desde 2011, donde vive libremente, quien fue denunciado por la desaparición y muerte entre 1975 y 1977 de varias personas, entre ellas la modelo francoargentina, quien ayudaba a argentinos a huir a Francia como exiliados durante la dictadura.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP