Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El vicepresidente de Ecuador, Jorge Glas, el 5 de julio de 2017 después de declarar en la Fiscalía por el caso Odebrecht en Quito

(afp_tickers)

El vicepresidente de Ecuador, Jorge Glas, señalado por la oposición de supuesta responsabilidad en hechos de corrupción, declaró el miércoles ante la Fiscalía en el marco de una indagación sobre la millonaria trama de sobornos de la brasileña Odebrecht en el país.

"Hemos acudido al llamado de la Fiscalía para rendir mi versión (...) dentro de los procesos de investigación en el caso Odebrecht y otros casos relacionados", dijo el funcionario a la prensa tras presentarse ante la entidad.

Hace varias semanas, Glas solicitó a la Fiscalía que ampliara las investigaciones sobre la corrupción propiciada por Odebrecht en Ecuador, donde la gigante constructora habría pagado unos 33,5 millones de dólares a funcionarios ecuatorianos entre 2007 y 2016, según reveló el Departamento de Justicia de Estados Unidos en diciembre pasado.

Las indagaciones en curso y bajo reserva dejan una decena de detenidos, entre ellos un tío del vicepresidente y un exministro del exmandatario Rafael Correa (2007-2017), de quien Glas fue vicepresidente y ministro de áreas estratégicas.

"Acudiré a todas las instancias que correspondan para fortalecer, ayudar, colaborar con las investigaciones que se están realizando", manifestó el vicepresidente, contra quien la minoritaria oposición parlamentaria planteó ante el Congreso un juicio político, mecanismo que contempla la censura y destitución de autoridades.

El Legislativo censuró el pasado domingo, en un juicio político, al excontralor del Estado, Carlos Pólit, envuelto en el caso Odebrecht por el cual renunció al cargo en junio desde Estados Unidos, donde aún permanece.

La justicia ecuatoriana ha ordenado el bloqueo de pagos por unos 40 millones de dólares a la empresa brasileña, para garantizar una indemnización al Estado, y la prohibición temporal de hacer más contratos con esa firma.

AFP