Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

La policía de Maldivas patrulla las calles de Malé el 24 de octubre de 2015

(afp_tickers)

El presidente de Maldivas, Abdulá Yameen, afirmó el domingo que su vicepresidente, Ahmed Adeeb, detenido un día antes, suponía una amenaza para la seguridad nacional del archipiélago.

A Adeeb se le acusa de haber tramado el asesinato del presidente, que salió indemne a finales de septiembre de la explosión del yate que lo transportaba, en la que resultaron heridas tres personas, entre ellas su esposa.

"El vicepresidente está detenido por la seguridad de toda la nación", aseguró Yameen durante un discurso retransmitido por televisión.

Yameen también indicó que el sábado se había encontrado en casa de unos colaboradores del vicepresidente material empleado para fabricar explosivos.

El sábado, el gobierno maldivo indicó que a Adeeb se le iba a inculpar por "alta traición" y el domingo la justicia confirmó su detención provisional durante 15 días.

Durante su alocución, el presidente también acusó a Adeeb de haber intentado destruir pruebas y obstruir la investigación sobre la explosión, sin ofrecer más precisiones. "Debido a su influencia en la policía, era evidente que no se podía llevar a cabo una investigación imparcial mientras el vicepresidente permaneciera en su puesto", declaró Yameen.

El dirigente había nombrado a Adeeb, de 33 años, vicepresidente hace tres meses, después de haber retirado de su cargo, también por traición, al vicepresidente con el que había sido elegido, Mohamed Jameel. Para poder nombrarlo, Yameen hizo cambiar la Constitución para rebajar de 35 a 30 años la edad mínima necesaria para ostentar la vicepresidencia.

AFP