Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Un dibujo realizado el 13 de febrero de 2018 en el interior del tribunal de Estocolmo encargado de juzgar al acusado del ataque con camión perpetrado en la capital sueca en 2017

(afp_tickers)

El juicio contra un demandante de asilo uzbeko radicalizado, juzgado por un atropello masivo con camión en abril en 2017 en Estocolmo que causó cinco muertos, empezó este martes en la capital sueca en presencia del acusado.

Rakhmat Akilov, que había prestado juramento de fidelidad al grupo yihadista Estado Islámico (EI), había identificado numerosos objetivos antes de pasar a la acción en la capital sueca, poblada de "infieles", según escribió a sus contactos yihadistas a través de las redes sociales.

La fiscalía presentó en la audiencia un total de 209 mensajes, de los cuales 16 considerados "de interés" para la causa, del teléfono móvil de Akilov.

El acusado, a quien se le negó su demanda de asilo en 2016, arrolló a unas 20 personas con un camión en una calle peatonal muy animada de Estocolmo, a una hora muy concurrida, el viernes 7 de abril de 2017.

El EI nunca reivindicó el ataque, por lo que uno de los temas clave de este proceso judicial, inédito en Suecia, es determinar qué tipos de complicidades tuvo Akilov antes de pasar a la acción.

El acusado entró esposado en una sala protegida del tribunal de Estocolmo, con un abrigo y pantalón verdes, pelo corto y barba, acompañado de su abogado, Johan Eriksson.

Akilov se declaró culpable, afirmó su abogado, añadiendo que aceptaba ser condenado a cadena perpetua y luego ser expulsado, como pedía la fiscalía.

Tres suecas, entre ellas una niña de 11 años, una británica de 41 años y una belga de 31 años perecieron en el ataque. Otras 10 personas resultaron heridas.

Según el acta de acusación, la intención de Akilov era "obligar a Suecia a poner término a sus actividades de entrenamiento dentro de la coalición internacional contra el Estado Islámico en Irak".

El uzbeko quería morir en el ataque, según aseguró a la policía tras ser detenido, horas después de haber atropellado a la multitud. Fue arrestado tras huir corriendo hacia una estación de metro próxima, donde fue identificado gracias a las cámaras de vigilancia.

La policía uzbeka asegura que Akilov intentó entrar a Siria desde Turquía para unirse al EI en 2015, pero no hay pruebas concluyentes de ello.

Previamente se había instalado en Suecia, en 2014, en plena oleada de refugiados provenientes de Oriente Medio hacia Europa.

Su demanda de residencia fue rechazada en 2016, y pasó a la clandestinidad.

El ministro de Justicia sueco, Morgan Johansson, declaró en abril de 2017 a la AFP que unas 10.000 personas reciben cada año en Suecia órdenes de deportación pero no abandonan el país.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes









swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP