Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El presidente estadounidense Barack Obama el 31 de agosto de 2015 en Anchorage, Alaska

(afp_tickers)

La Casa Blanca anunció este lunes que docenas de empresas estadounidenses han asumido un compromiso con medidas para contribuir a mitigar el cambio climático, y redobló sus esfuerzos para lograr que más compañías se sumen.

El presidente Barack Obama recibió en la Casa Blanca a presidentes de empresas de algunas de las 81 compañías que hasta ahora se han comprometido con medidas de mitigación.

Entre estas empresas se Intel, Johnson & Johnson, Hershey, Google, Xerox, Satrbuks y McDonald's que tomarán medidas como la reducción del uso de agua, la compra de energía renovable y ajustes en sus cadenas de suministro.

Estas empresas se unen a una docena que ya hizo compromisos similares en julio, entre ellas Apple, General Motors y Goldman Sachs.

Pero los esfuerzos por sumar más empresas se mantienen cuando quedan pocas semanas de la conferencia mundial sobre el clima en París (COP21). Obama ha animado a otros países, a los votantes nacionales, a las empresas y gobiernos estatales y locales a que asuman compromisos con la esperanza de replantear el debate.

"La percepción es que esto es una cuestión medioambiental, que es para los que abrazan a los árboles, y los obstinados hombres de negocios o no se preocupan por ello, o lo ven como un conflicto con sus líneas de base", dijo Obama.

"Las consideraciones del cambio climático, eficiencia energética, energías renovables no son sólo no contradictorias a sus líneas de base, sino para esas compañías que están descubriendo que pueden mejorar sus líneas de base".

En la cumbre mundial de diciembre se buscará que 195 países asuman un compromiso global con acciones que limiten el aumento de la temperatura del planeta a dos grados centígrados.

Obama ha convertido la lucha para detener el cambio climático en una prioridad, y se ha comprometido con las negociaciones que tendrán lugar en la COP21.

Frente a la fuerte oposición del Congreso, controlado por los republicanos, su gobierno ha respondido con una constante promoción de iniciativas para abogar por medidas para frenar el calentamiento.

Todd Brady, director de asuntos ambientales de Intel, dijo que el gobierno ha dado a las empresas el empuje necesario para profundizar los esfuerzos climáticos ya existentes.

"Nuestro compromiso es una combinación de dos acciones, las que están en curso y los nuevos pasos", dijo.

AFP