Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Una combinación de imágenes creada el 12 de junio de 2017 muestra a los dos principales candidatos en el Gard para las elecciones legislativas francesas, Marie Sara y Gilbert Collard, del movimiento presidencial y del FN respectivamente

(afp_tickers)

Si el ultraderechista Frente Nacional pierde un escaño este domingo en las elecciones legislativas en Francia puede a causa de una extorera, una de las candidatas sin experiencia política de las filas del presidente francés, Emmanuel Macron.

"Imagino los periódicos del lunes", bromea Gilbert Collard, el candidato del Frente Nacional (FN) para el Gard, sudeste de Francia. "La torera estoqueó a Collard... Junto a un bonito dibujo de un toro, mi cara de tonto bien colocada y la lanza".

Collard, de 69 años, se enfrenta a Marie Sara, de 52, una esbelta rubia exrejoneadora que toreó en el sur de Francia y en España, y que entró en el ruedo político hace solo un mes.

"¡No quiero que esto ocurra!", exclamó Collard ante cientos de 'patriotas' que asistieron bajo un calor sofocante a un mitin en una localidad de la zona de la Camarga, donde la tradición del toreo está muy arraigada.

"¡Así que id a votar, panda de holgazanes!", espetó este abogado de Marsella.

Mientras reparte folletos en el mercado de Aigues Mortes, Sara asegura a la AFP que no es como en una plaza de toros, "nada de eso, pero es verdad que es un combate de ideas, de principios y también de iniciativas para llevar a cabo".

- Alternativa de Cintrón -

Apasionada de los toros desde los 16 años, esta hija de un director y una actriz de teatro franceses, a la que nada predisponía de antemano a la lidia taurina, recibió la alternativa en 1991 de manos de la legendaria rejoneadora peruana Conchita Cintrón.

Según ella, Collard "no ha hecho nada en cinco años" y añade que ella lleva consigo "el dinamismo de La República en Marcha", el movimiento de Macron, además de "un amplio conocimiento del territorio ya que vivo aquí desde hace 40 años".

Junto a Marion Maréchal Le Pen, sobrina de Marine Le Pen y estrella ascendente del partido, Collard es uno de los dos únicos diputados salientes del FN.

El partido antiinmigraición sufrió un fuerte revés en las elecciones presidenciales del mes pasado, cuando su candidata salió derrotada con el 33,9% de los votos frente al 66,1% de Macron.

Su estrepitoso fracaso se vio agravado por la retirada de Maréchal Le Pen, que poco después de los comicios presidenciales anunció que dejaba temporalmente la política y que no buscaría un nuevo mandato.

Aunque no se presente, la joven política acudió al mitin de Collard para mostrarle su apoyo. "Más de un elector de cada dos del Frente Nacional no fue a votar el pasado domingo", en la primera vuelta, recordó en el escenario. "La situación es grave, vamos hacia una hegemonía macronista", advirtió.

Y, ante un público entregado, pidió a los electores "no abandonar Francia en manos de los que quieren su muerte".

Figura mediática del FN, Collard pensaba que seguiría la estela de Marine Le Pen, que encabezó la primera vuelta de las elecciones presidenciales en esta región marcada por la pobreza, el desempleo y el rechazo a los migrantes.

Pero parece que el entusiasmo de su electorado ha ido a la baja, aquí y en otras zonas del país.

El domingo, en la primera vuelta de las legislativas, su contrincante, Marie Sara, quedó segunda, con 50 votos menos que él.

- "Una gran decepción" -

"Una parte considerable de mis electores se abstuvo", dijo a la AFP Collard, admitiendo sin embargo que el descalabro presidencial de Marine Le Pen fue un duro golpe para la moral del partido.

"Hubo una gran decepción después del fracaso en el debate (entre Le Pen y Macron), como si el sueño hubiera quedado en entredicho por la realidad", analiza el candidato ultraderechista.

"También estuvo la salida de Marion, que causó un auténtico sufrimiento emocional", ahonda Collard, añadiendo que mucha gente "creía que iba a salir elegido en la primera vuelta y no fue" a votar.

El resultado del domingo fue devastador: con un 13,2% de los votos en la primera vuelta de las legislativas, la formación probablemente no obtendrá más de 10 escaños.

"Es culpa del sistema electoral. Es una democracia a doble velocidad", se lamenta Claude May, un jubilado de 65 años.

Su mujer, Anne, de 64 años, aún tiene un poco de esperanza. "Soy completamente del FN y estoy harta de los migrantes, de los extranjeros que alimentamos por no hacer nada", confiesa.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP