Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El sospechoso había sido detenido a raíz de un aviso de la policía española, que había detectado un mensaje en la aplicación de mensajería encriptada Telegram, muy utilizada por redes yihadistas

(afp_tickers)

El holandés de 22 años sospechoso de estar implicado en un proyecto de atentado durante un concierto en Róterdam, puesto en prisión preventiva, será liberado a la espera del comienzo de su juicio, informó este miércoles el tribunal de la ciudad portuaria holandesa.

"La detención provisional del hombre arrestado hace algunas semanas vinculado a la amenaza terrorista en Róterdam fue suspendida", indicó el tribunal local en un comunicado.

"Por lo tanto, podrá esperar en libertad su procesamiento", a pesar de que sigue siendo sospechoso de estar implicado en el proyecto de atentado, añadió.

Identificado por los medios de comunicación como "Jimmy F.", el sospechoso había sido arrestado el 24 de agosto en un pueblo a 42 kilómetros al sur de la ciudad portuaria, donde el concierto del grupo de rock californiano Allah-Las, que estaba programado para la víspera, fue anulado a causa de una amenaza terrorista.

Tras su detención, el tribunal lo puso bajo detención provisional, que el 30 de agosto fue prolongada durante 14 días más.

El sospechoso había sido detenido a raíz de un aviso de la policía española, que había detectado un mensaje en la aplicación de mensajería encriptada Telegram, muy utilizada por redes yihadistas.

El mensaje fue al parecer publicado por el propio sospechoso, por lo que la prensa holandesa apuntó a que podría tratarse de una broma que terminó mal. Un acto que el ministro del Interior y Justicia neerlandés, Stef Blok, calificó la semana pasada de "idiota", alimentando las dudas respecto a la autenticidad de la amenaza.

Por otro lado, el ministro anunció que cuatro yihadistas que habían viajado a Siria para unirse a las filas del grupo Estado Islámico (EI) fueron despojados de su nacionalidad holandesa, tras la entrada en vigor de una nueva ley antiterrorista.

Los medios de comunicación identificaron a esos hombres como Driss B., Noureddin B., Anis Z. y Hatim R., todos ellos en paradero desconocido en la actualidad.

Los dos primeros fueron condenados in absentia en 2016 a seis años de cárcel respectivamente, y la misma sentencia se dictó en 2015 contra Anis Z. y Hatim R.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP