Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Un panel muestra los resultados del Dow Industrial Average al cierre de la sesión del 18 de julio de 2017, en la Bolsa de Nueva York

(afp_tickers)

La Bolsa de Nueva York terminó dispersa el miércoles una jornada marcada por una serie de resultados de empresas, en la que el Dow Jones (+0,16%) alcanzó un nuevo récord, mientras que el Nasdaq cedió 0,61%.

Según datos definitivos de cierre, el Dow Jones ganó 41,31 puntos a 26.252,12 puntos, mientras que el Nasdaq perdió 45,23 puntos a 7.415,06 puntos y el índice ampliado S&P 500 retrocedió 0,06% o 1,59 puntos a 2.837,54 puntos.

"El mercado reacciona no necesariamente a grandes fuerzas macroeconómicas que impulsan los índices en una misma dirección, sino a una multitud de resultados de empresas que mueven los índices en diversas orientaciones, es típico de la temporada de resultados", comentó Art Hogan de Wunderlich Securities.

También es posible que el mercado pierda parcialmente su impulso, según Christopher Low de FTN Financial.

Luego de la disparada de Wall Street en los últimos meses, "es una buena cosa", estimó el analista.

"Los beneficios de las empresas deberían subir lo suficiente y las tasas de interés mantenerse bastante bajas para justificar el nivel actual de las acciones", subrayó. "Pero no debería sorprender que los inversores vendan algunas acciones para capitalizar beneficios luego del notable avance", advirtió.

El sector tecnológico, de gran performance en los últimos meses, fue prueba de ello el miércoles.

El fabricante de semi-conductores Texas Instruments perdió 8,50% pese a resultados cercanos a las previsiones. Pero la acción había subido mucho en las últimas semanas y en la noche del miércoles se mantenía en alza de 13,75% en relación a los últimos tres meses.

El mercado se benefició además al inicio de la jornada por declaraciones formuladas en Davos por el secretario del Tesoro Steven Mnuchin, quien señaló que un "dólar más débil" es "bueno" para Estados Unidos. El billete verde acentuó su retroceso en la jornada, bajando a sus menores niveles desde diciembre de 2014.

"A corto plazo las transnacionales pueden ciertamente beneficiarse con esta baja del dólar puesto que las hace más competitivas en el mercado mundial", subrayó Low.

El mercado obligatorio bajaba: el rendimiento de los bonos del Tesoro a 10 años alcanzaba 2,652% contra 2,613% en la noche del martes y el de los títulos a 30 años a 2,929%, contra 2,895% al cierre anterior. El rendimiento de las obligaciones evoluciona en sentido inverso a sus precios.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes









swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP