Los ejércitos de Siria y Turquía tuvieron enfrentamientos el martes por primera vez desde que el gobierno turco inició una ofensiva anti kurda a comienzos de octubre, y Rusia anunció que las fuerzas kurdas abandonaron las áreas fronterizas.

Seis soldados del régimen sirio murieron el martes en enfrentamientos con las tropas turcas en la zona fronteriza, informó el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos (OSDH).

Según el OSDH, cinco soldados murieron alcanzados por disparos turcos y un sexto fue "ejecutado" por rebeldes sirios proturcos cerca del pueblo de Al-Assadiya, en el lado sirio de la frontera.

"El fuego de artillería turco mató a cinco soldados del régimen en las afueras de la aldea de Asadiya", dijo el martes a la AFP Rami Abdel Rahman, director del OSDH. Añadió que además fue ejecutado un soldado del gobierno que había sido capturado.

A principios de este mes, las fuerzas kurdas acordaron retirarse de un sector de la zona fronteriza. Luego Turquía llegó a un acuerdo con Rusia, principal respaldo del gobierno sirio, para que las fuerzas kurdas se retiraran de toda la zona fronteriza.

-- Retirada kurda antes de lo previsto --

Rusia afirmó el martes que la retirada de las fuerzas kurdas del norte de Siria, concluyó "antes de lo previsto".

El presidente turco Recep Tayyik Erdogan dijo después que Rusia informó a su país que la retirada de los kurdos fue "total".

"La retirada de las unidades armadas del territorio en el que debe ser creado un corredor de seguridad terminó antes de lo previsto" declaró el ministro de Defensa ruso, Serguei Shoigu, citado por agencias de prensa rusas.

Las fuerzas kurdas, que combatieron contra los yihadistas de Estado Islámico (EI), son consideradas "terroristas" por el gobierno de Turquía.

La policía militar rusa y guardias fronterizos sirios fueron desplegados en la zona para "facilitar" la retirada de los kurdos.

La presidencia turca indicó que tropas de su país y rusas patrullarán conjuntamente en el norte de Siria para verificar si las fuerzas kurdas retiraron definitivamente de la zona, anunció la presidencia turca.

"Ya se acabó el plazo. Vamos a verificar, mediante patrullas conjuntas, si los terroristas se retiraron o no", explicó el director de comunicaciones de la presidencia turca, Fahrettin Altun, vía Twitter.

Dejadas en el aire tras la retirada de las tropas estadounidenses en la frontera, las fuerzas kurdas pidieron protección a Siria.

Las fuerzas del régimen sirio se movieron rápidamente y se espera que se desplieguen aun más allá de la frontera.

Los patrullajes de las tropas turco-rusas en una franja de 10 kilómetros de ancho debían comenzar el martes en la tarde, pero bombardeos cerca de la ciudad fronteriza de Derbasiyeh amenzaron el plazo, indicaron la OSDH y medios estatales.

La OSDH dijo que unidades militares de Turquía y Rusia deben entrevistarse en un punto de cruce de la frontera para hablar de la forma en que se realizarán los patrullajes.

Pero el martes, la agencia estatal siria SANA reportó que hubo lanzamiento de "morteros turcos en un cruce de la frontera", a unos 60 kilómetros al este de Ras al-Ain, y dijo que seis civiles sirios resultaron heridos.

- Presencia estadounidense -

Antes de que Rusia interviniera militarmente en Siria en 2015, el presidente Bashar al Asad controlaba la mitad del territorio, y las fuerzas de los rebeldes, yihadistas y kurdas, controlaban otras partes del país.

Con la ayuda de los rusos, Siria recuperó gran parte del territorio perdido en una guerra que ya lleva nueve años.

Estados Unidos se alió con las fuerzas kurdas en 2014 para enfrentar de lado sirio al EI.

Esta fase del conflicto concluyó en marzo de este año con la derrota del último bastión del EI en el este de Siria y las declaraciones del presidente estadounidense Donald Trump de que sacaría a las tropas estadounidenses de Siria, lo que comenzó en octubre, aunque después envió refuerzos para proteger campos petroleros.

Los estadounidenses se retiraron de varias bases del norte de Siria, pero Trump anunció el jueves pasado el envío de refuerzos militares para proteger los campos petroleros en el este, los más importantes del país, aún bajo control kurdo. Actualmente, se encuentran posicionados en esta zona 200 soldados estadounidenses.

La ofensiva turca comenzó después de que Trump le diera luz verde de facto, abandonando así a las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS) --compuestas mayoritariamente de combatientes kurdos--, sus aliadas durante años y determinantes para vencer al grupo yihadista EI.

La guerra en Siria, iniciada en 2011, ha causado más de 370.000 muertos

Etiquetas

Neuer Inhalt

Horizontal Line


Instagram

Síganos en Instagram

Síganos en Instagram

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes