Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Una imagen de la manifestación contra la corrupción, la represión y el desempleo celebrada el pasado 10 de junio en Alhucemas, al norte de Marruecos

(afp_tickers)

Manifestantes y policías volvieron a enfrentarse el jueves por la noche en Alhucemas, al norte de Marruecos, y al meons dos personas fueron detenidas, en el marco de un movimiento de protesta regional tras una ola de arrestos y condenas, informaron este viernes fuentes coincidentes.

Un periodista en el lugar indicó que fueron tres las detenciones el viernes, entre los detenidos se encuentra el director de RifPress, una página internet de informaciones, Mohamed al Hilali.

Una fuente del gobierno local confirmó a la AFP dos arrestos.

"Un centenar de habitantes acudieron [el jueves por la noche] a una avenida de la ciudad para manifestarse. Las fuerzas de seguridad intervinieron con dureza", indicó un testigo contactado por teléfono por la AFP.

"Golpearon a la gente, los jóvenes se dispersaron por los callejones y empezaron a tirar piedras. Los policías utilizaron gases lacrimógenos", contó esa fuente. "Varias mujeres fueron intimididas, algunos manifestantes resultaron heridos (...) y hubo persecuciones por las calles", añadió.

"El tradicional enfrentamiento nocturno entre manifestantes y fuerzas de seguridad se convirtió en un motín", informó la página web de noticias Le Desk.

El movimiento de protesta, "que había sido pacífico hasta el momento, se ha convertido en una batalla campal con la policía, con pedradas y lanzamientos de gases lacrimógenos durante toda la noche", explicó el medio de comunicación.

Alhucemas ya había sido escenario de enfrentamientos la víspera, horas después de que la justicia marroquí condenara a 25 jóvenes manifestantes a 18 meses de cárcel, una sentencia que suscitó la cólera de los familiares de los acusados.

La provincia de Alhucemas vive desde el pasado mes de octubre un movimiento de protesta que reclama un mayor desarrollo del Rif, una región norteña conocida por el carácter rebelde de sus habitantes y que los manifestantes consideran "marginada" por el Estado.

En un intento de frenar las manifestaciones, el Estado marroquí aceleró un amplio programa de construcción de infraestructuras en el Rif, aunque no consiguió aplacar las protestas, sobre todo después de que detuvieran a un centenar de personas desde el pasado 26 de mayo, incluidos los principales líderes del movimiento.

Ochenta y seis personas comparecieron ante la justicia hasta ahora, de las cuales unas 30 fueron encarceladas y acusadas de "atentar contra la seguridad interna", y más de un centenar de personas fueron detenidas desde fines de mayo.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP