Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Dos niñas beben agua el 10 de mayo de 2017 en un campo de desplazados en la ciudad de Al Karamah, a 26 kilómetros de Raqa, bastión de grupo yihadista EI en el norte de Siria. ACNUR considera que entre 30.000 y 50.000 personas están atrapadas en Raqa

(afp_tickers)

Entre 30.000 y 50.000 civiles siguen atrapados en Raqa, principal bastión del grupo yihadista Estado Islámico (EI) en Siria, que las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS, antiyihadistas) intentan retomar, informó este martes la ONU.

"La ONU considera que entre 30.000 y 50.000 personas siguen atrapadas en la ciudad de Raqa", frente a casi 100.000 a finales de junio, explicó la Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR) en un comunicado.

Las cifras son imprecisas debido a los problemas para acceder a la ciudad.

La situación humanitaria "se deteriora rápidamente" en una ciudad donde escasean las reservas de agua, medicamentos y productos básicos, advierte ACNUR, considerando "imperativo que los civiles atrapados puedan salir con total seguridad".

La agencia de la ONU anunció, por otra parte, el establecimiento de un nuevo corredor para llevar ayuda humanitaria desde Alepo hasta Qamishli (noreste de Raqa) a cerca de 430.000 personas que viven en la provincia de Raqa.

"La apertura de la carretera que va de Alepo a Manbij y Qamishli es un logro", se congratuló ACNUR, subrayando que esta ruta permaneció cerrada durante dos años.

Un primer convoy, con tres camiones, llegó a Qamishli el 29 de junio, seguido de otros dos los días 4 y 10 de julio. Un cuarto convoy estaba de camino este martes.

El grupo EI se apoderó de Raqa en 2014, transformando la ciudad en "califato". Unos 300.000 civiles vivían en Raqa, entre ellos 80.000 desplazados procedentes de diversas regiones de Siria, cuando los yihadistas tomaron el control de la ciudad.

- Avance de la coalición -

Por otro lado, combatientes árabes y kurdos apoyados por Estados Unidos anunciaron haber tomado el control de una pequeña localidad donde el grupo Estado Islámico tenía un campo de entrenamiento cerca de Raqa.

"Las FDS capturaron la localidad de Al Akeryshi, al este de la ciudad (...)" de Raqa, informó la milicia el lunes por la noche.

Según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH), la localidad era usada por el grupo EI como base militar y campo de entrenamiento.

Fue ahí también donde el grupo EI llevó a cabo en 2015 una matanza de 200 de sus propios miembros, según el OSDH, que intentaban abandonar el grupo yihadista.

Las FDS, apoyadas por aire y tierra por la coalición internacional dirigida por Estados Unidos, controlan cerca del 30% de Raqa, adonde ingresaron por primera vez el 6 de junio, tras una larga operación de cerco iniciada siete meses antes.

AFP