AFP internacional

Miembros de las Fuerzas Democráticas Sirias junto a un cartel del grupo yihadista Estado Islámico (EI) en Al-Karamah, que acababan de arrebatar a éstos, cerca de su bastión de Raqa, el 26 de marzo de 2017

(afp_tickers)

El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, estimó este sábado que su país y Estados Unidos, si aúnan fuerzas, podrían transformar Raqa, principal bastión de la organización Estado Islámico (EI) en Siria, en un "cementerio" del grupo yihadista.

"El gran Estados Unidos, la coalición y Turquía pueden aunar fuerzas y transformar Raqa en un cementerio de Dáesh (acrónimo árabe de EI)", declaró Erdogan en un discurso en Estambul.

El jefe de Estado turco viajará a Estados Unidos a mediados de mayo para reunirse por primera vez con su homólogo Donald Trump.

Washington y Ankara discrepan sobre la estrategia a adoptar en Siria, donde el grupo EI todavía controla parte del territorio.

Estados Unidos apoya a las milicias kurdas YPG (Unidades de Protección del Pueblo Kurdo) que son el principal componente de las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS), una alianza de combatientes kurdos y árabes que luchan contra los yihadistas.

Turquía considera a las YPG como la prolongación en Siria del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK), organización separatista que libra una lucha armada contra Ankara desde 1984 y considerada "terrorista" por Turquía y por sus aliados occidentales.

AFP

 AFP internacional