Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan

(afp_tickers)

El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, calificó este viernes de "escandalosa" la inculpación por Estados Unidos de varios de sus agentes de seguridad, acusados de violencia en Washington al margen de una reciente visita del jefe de Estado.

"Es un escándalo", declaró Erdogan. "Es una demostración escandalosa de cómo funciona la justicia estadounidense", agregó.

En total, 19 personas, incluyendo 15 agentes de seguridad turcos y guardaespaldas de Erdogan, son sospechosas de haber agredido el pasado 16 de mayo a manifestantes pacíficos kurdos en la capital estadounidense.

De los 15 agentes de seguridad, tres fueron inculpados el martes: Mushin Kose, Yusuf Ayar y Harrettin Eren.

Los hechos se produjeron el 16 de mayo por la noche delante de la residencia del embajador de Turquía en Washington, donde se encontraba Erdogan tras haberse reunido en la Casa Blanca con el presidente estadounidense, Donald Trump.

Los choques dejaron 12 heridos, entre ellos un policía.

Erdogan anunció por otra parte el viernes que en su próxima visita a Estados Unidos -prevista en septiembre con motivo de la Asamblea General de la ONU-, se entrevistará con Trump "si se presenta la ocasión".

El ministerio turco de Relaciones Exteriores ya había condenado el miércoles estas acusaciones, que tildó de "injustas e imparciales".

Afirmando haber transmitido su reacción al embajador estadounidense en Ankara, el ministerio de Relaciones Exteriores aseguró que se reservaba "el derecho a actuar por las vías legales" contra esas inculpaciones, que juzgó "infundadas".

Las relaciones entre Washington y Ankara se tensaron desde que Estados Unidos decidió armar a las milicias kurdas sirias, que Turquía considera "terroristas", para luchar contra el grupo yihadista Estado Islámico (EI) en Siria.

Asimismo, Turquía ha solicitado en varias ocasiones, en vano, la extradición de Fethullah Gülen, el predicador residente en Pensilvania y a quien Ankara responsabiliza del golpe de Estado fallido de julio de 2016.

Gülen, al frente de una poderosa cofradía, niega cualquier implicación.

El presidente turco ya había reaccionado airadamente a las primeras inculpaciones en junio, cuando acusó a las fuerzas de seguridad estadounidenses de no haber "hecho nada" mientras grupos "terroristas" llevaban a cabo "una manifestación a 50 metros" de él.

De los 19 inculpados en Washington, solo dos están detenidos de momento: Sinan Narin, residente en Virginia, y Eup Yildirim, que vive en Nueva Jersey, ambos procesados por supuestamente causar golpes y heridas y cuya comparecencia está prevista en septiembre.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP