AFP internacional

El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, pronuncia un discurso durante una reunión en Ankara el 5 de abril de 2017

(afp_tickers)

El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, volvió a criticar este jueves a Europa, calificándola de "continente que está pudriéndose" y de "centro del nazismo".

"Europa ya no tiene nada que decirnos, ni a nosotros ni a nadie más. Estamos ante un continente que está pudriéndose", declaró Erdogan durante un discurso en Balikesir, en el noroeste de Turquía.

"Los partidos racistas tienen a los dirigentes y los Gobiernos europeos en un puño", prosiguió. "Europa ya no es el centro de la democracia, de los derechos humanos y las libertades, sino el de las presiones, la violencia y el nazismo", agregó.

Estas declaraciones llegan tras semanas de tensiones entre la Unión Europea (UE) y Turquía, a raíz de que Alemania y Holanda anularan varios mitines pro-Erdogan en sus territorios.

A 10 días de un referéndum con el que el Gobierno pretende reforzar sus poderes, Erdogan quiere aprovechar la indignación suscitada por esas prohibiciones a Turquía para movilizar a su electorado.

Pero esa retórica ha empeorado las relaciones entre Turquía y la UE, dos socios comerciales que cooperan en asuntos como la inmigración y la lucha antiterrorista.

En las últimas semanas, Ankara ha amenazado en varias ocasiones con dejar de aplicar el acuerdo que cerró el año pasado con Bruselas para detener la llegada de migrantes clandestinos a las islas griegas del Egeo desde Turquía.

AFP

 AFP internacional