Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Unas partidarias del presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, le saludan durante el acto organizado en la ciudad francesa de Estrasburgo el 4 de octubre de 2015

(afp_tickers)

Cerca de 12.000 personas participaron el domingo en Estrasburgo (Francia) en una reunión contra el "terrorismo" con el presidente turco, el islamoconservador Recep Tayyip Erdogan, calificada por los opositores de mitin electoral antes de las legislativas del 1 de noviembre.

Recibido como una estrella por la muchedumbre que gritaba su nombre en medio de un mar de banderas turcas, Erdogan condenó a "la gente que amenaza nuestro país con armas y bombas" y que quiere arrastrar a Turquía "a los oscuros túneles del terrorismo", en referencia a los rebeldes kurdos.

Según los organizadores, personas venidas de Francia, Alemania, Suiza o Bélgica participaron en esta reunión, llamada 'Millones de voces unidas contra el terrorismo'. "No es un mitin político", dijo a la AFP Yasin Sayin, portavoz del evento y responsable local de la Union of European Turkish Democrats (UETD).

En el centro de la ciudad, una contramanifestación convocada por la federación francesa de alevíes (una rama del islam chiita) reunió a 1.400 personas, según la policía. "El presidente turco tendría que estar por encima de los partidos, pero esto es un mitin electoral", lamentó Erdal Kiliçkaya, presidente de la Unión de Alevíes de Francia.

Varios movimientos y asociaciones de izquierda se unieron a esta contramanifestación.

Un representante en Estrasburgo del CHP, el principal partido turco de oposición, dijo por su parte que "no es casualidad" que Erdogan venga a Francia teniendo en cuenta que el voto de los turcos en el exterior empezará en los consultados el próximo 8 de octubre.

El 20 de septiembre en Estambul cerca de 100.000 personas se manifestaron contra el "terrorismo" de los rebeldes kurdos durante una inmensa manifestación que se convirtió en apoyo masivo a Erdogan.

Su partido sufrió un revés en las legislativas del 7 de junio, al perder la mayoría parlamentaria que tenía desde 2002, y sus opositores le acusan de alentar las tensiones con los rebeldes kurdos para ganar las elecciones de noviembre.

AFP