Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan (dcha.), junto al rey de Arabia Saudí, Salman bin Abdulaziz, en el aeropuerto Esenboga de Ankara el 11 de abril de 2016

(afp_tickers)

El rey saudí, Salman bin Abdulaziz, llegó a Turquía este lunes, donde fue recibido con bombo y platillo, para una visita destinada a consolidar las estrechas relaciones entre los dos aliados musulmanes de mayoría suní.

El monarca, de 80 años, fue recibido en el aeropuerto de Ankara por una delegación dirigida personalmente por el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, en una ruptura inusual de protocolo que muestra la importancia que Turquía concede a la visita de Salman.

Las imágenes de televisión mostraron al rey, con gafas de sol negras, descendiendo serenamente del avión por una escalera mecánica especial antes de ser recibido por Erdogan.

Está previsto que el rey Salman sostenga el martes conversaciones con Erdogan en el palacio presidencial turco sobre el conflicto sirio.

Turquía y Arabia Saudí, ambos hostiles al presidente sirio, Bashar al Asad, y a sus dos principales apoyos, Irán y Rusia, se han convertido en los últimos meses en aliados cercanos.

Salman asistirá a la cumbre de la Organización de Cooperación Islámica (OCI) en Estambul el jueves y el viernes, después de concluir las conversaciones en la capital turca.

Según los medios locales, Salman se hospedará en Ankara en una suite de 450 metros cuadrados, con ventanas a pruebas de bala. Una delegación saudí de 300 personas llegó a Ankara previamente para coordinar el alojamiento del rey, de acuerdo con el diario Hurriyet.

El rey Salman concluyó este lunes una visita de cinco días a Egipto en la que se firmaron importantes acuerdos de inversión y se anunció un acuerdo para construir un puente sobre el mar Rojo que una a ambos países.

Riad y El Cairo son aliados estratégicos. Ambos países están comprometidos en la lucha contra los yihadistas del grupo Estado Islámico (EI), que han reivindicado atentados en Egipto y Arabia Saudí.

"La misión que debemos llevar a cabo juntos es la lucha contra el extremismo y el terrorismo", dijo el domingo Salman, en medio de aplausos de los diputados egipcios.

Abordó además la creación de una "fuerza árabe conjunta" para frenar el avance de los grupos yihadistas, un ambicioso proyecto presentado por Egipto y avalado en marzo de 2015 por la Liga Árabe.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP