AFP internacional

El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, lanza flores a sus simpatizantes al llegar al congreso extraordinario del partido AKP, en Ankara el 21 de mayo de 2017

(afp_tickers)

El presidente turco Recep Tayyip Erdogan fue reelegido este domingo al frente del gobernante Partido de la Justicia y el Desarrollo (AKP) después de tres años de ausencia, informó una fuente partidaria.

"Con 1.414 votos, nuestro líder fundador ha sido elegido presidente", declaró Hayati Yazici, vicepresidente del AKP, tras un votación de los delegados del partido en Ankara.

El presidente turco tenía asegurado volver a presidir el partido que cofundó en 2001, ya que era el único candidato.

Erdogan cortó oficialmente las relaciones con el AKP (islamoconservador, en el poder), al ser elegido presidente en agosto de 2014, como preveía entonces la Constitución.

Pero, pudo retomarlas a principios de mayo gracias a una primera disposición de la reforma constitucional que amplió sus prerrogativas.

El partido, que domina la escena política turca desde hace 15 años, ha ganado todas las elecciones desde 2002.

- 'De nuevo reunidos' -

El congreso, celebrado a lo largo de toda esta jornada, empezó con grandes medidas de seguridad y la presencia de decenas de miles de personas.

Mientras se desarrollaba, las autoridades anunciaron que la policía había abatido a dos hombres sospechosos de planear un atentado en Ankara en nombre del grupo Estado Islámico.

"De nuevo reunidos", declaró Erdogan a su llegada al congreso. Lo hizo delante de miles de personas que llegaron de todos los rincones del país y que agitaban bufandas con el rostro del presidente y banderas turcas con la amapola, símbolo del partido.

El presidente turco recordó que hacía 998 días que había abandonado el partido que él mismo cofundó en 2001.

Durante la ceremonia señaló su retorno al AKP a principios de mayo, incluso derramó algunas lágrimas. "Hoy reencuentro a mi partido, mi nido, mi amor", dijo emocionado.

El eslogan del congreso -'Una nueva etapa de ruptura: democracia, cambio y reforma'- permite imaginar una reestructuración en el seno del partido pero también del gobierno.

El diario Hürriyet ya afirmó que a entre 8 y 10 ministros podría afectarles una remodelación.

Los retratos del presidente con lemas como "una voluntad de hierro, una Turquía poderosa", inundaron las redes sociales y aparecieron también en los paneles publicitarios de las calles de la capital.

Volver a ser jefe del AKP permitirá a Erdogan poner fin a rivalidades internas y preparar así las próximas elecciones locales, en marzo de 2019, y legislativas y presidenciales, en noviembre del mismo año.

"Al ser reelegido jefe del partido [Erdogan] tendrá la autoridad formal para determinar quién puede aspirar a los mandatos en las listas del AKP", explicó Aykan Erdemir de la Fundación por la Defensa de la Democracia, con sede en Washington.

Además precisó que, pese a ello, Erdogan ha mantenido este papel "oficiosamente" incluso después de abandonar el partido en 2014.

"Al consolidar su poder en el seno del AKP, desaparecerá el minúsculo espacio que subsistía para los desacuerdos internos", dijo Erdemir.

Por su parte, la oposición ve en esta medida, que permite al presidente de la República volver a su partido político, el fin de la imparcialidad del mismo.

AFP

 AFP internacional