Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Recep Tayyip Erdogan da un discurso en el palacio presidencial, el jueves 26 de noviembre en Ankara

(afp_tickers)

El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, tachó de "inaceptables" las críticas de su homólogo de Rusia, Vladimir Putin, y dijo querer entrevistarse con él "cara a cara", tras el derribo esta semana de un avión militar ruso por la aviación turca.

"Me gustaría entrevistarme cara a cara con Putin en París", donde tendrá lugar la cumbre sobre cambio climático, dijo Erdogan. "No quisiera que este problema perjudicara nuestras relaciones", agregó, reiterando que su país no "derribó deliberadamente un avión ruso" junto a la frontera siria el martes.

Dos días después de este derribo, Rusia adoptó el jueves represalias económicas contra Turquía, e insinuó que este país no combate al grupo yihadista Estado Islámico (EI).

El incidente es el más grave desde que Rusia iniciara el 30 de septiembre su intervención en Siria, pero ambos países descartan una escalada militar en la región.

En un artículo publicado este viernes, el primer ministro turco, Ahmet Davutoglu, afirmó que su país quiere apaciguar la tensión con Rusia.

"Si bien todas las medidas para defender nuestro territorio se mantendrán, Turquía trabajará con Rusia y nuestros aliados para calmar las tensiones", escribe Davutoglu en el diario británico The Times.

"El derribo de un avión no identificado en el espacio aéreo turco no fue -y no es- un acto contra un país específico", asegura. Davutoglu hace un llamamiento a la unidad en la lucha contra el "enemigo común", el grupo Estado Islámico, también conocido como Daesh (su acrónimo árabe).

"La comunidad internacional no puede aislarse. De otro modo, los únicos vencedores serán Daesh" y "el régimen sirio" del presidente Bashar al Asad, concluye el jefe del Gobierno turco.

Por su parte, Rusia decidió restablecer los visados para los turcos, poniendo fin al régimen de exención en vigor entre los dos países, anunció este viernes viernes el ministro de Exteriores ruso, Sergei Lavrov. "Esta decisión se aplicará desde el 1 de enero", precisó Lavrov durante una rueda de prensa con su homólogo sirio, Walid Mualem.

AFP