Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Foto divulgada el 24 de julio de 2017 por la Agencia de Noticias de Qatar (QNA) muestra al presidente turco, Recep Tayyip Erdogan (L), en una reunión con el Emir de Qatar, el jeque Tamim bin Hamad Al Thani, en Doha, al comienzo de su visita oficial a este país del Golfo Pérsico

(afp_tickers)

El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, aseguró el lunes que su gira por los países del Golfo había ayudado a aliviar las tensiones entre su aliado, Catar, y cuatro países árabes, aunque consideró que haría falta más tiempo para salir de la crisis.

Tras su paso el domingo por Arabia Saudita y Kuwait, Erdogan se desplazó el lunes a Doha, con el objetivo de calmar las tensiones entre Catar y Arabia Saudita, Emiratos Árabes Unidos, Baréin y Egipto.

"Creo que nuestra visita y nuestros contactos (en la región) han sido un paso importante para reconstruir la estabilidad y la confianza mutua", explicó Erdogan a los periodistas a su vuelta de Catar, en el aeropuerto de Ankara.

"Por supuesto, lo fácil es destruir algo, lo que es difícil es reconstruir algo que ha sido destruido", advirtió. "Y las relaciones entre Estados requieren más tiempo", añadió.

El lunes por la tarde, Erdogan se reunió con el jeque emir de Catar, Tamim bin Hamad Al Thani, para tratar los "acontecimientos regionales e internacionales, especialmente la crisis en el Golfo y los esfuerzos realizados para resolverla mediante el diálogo y vías pacíficas", informó la agencia Qatar News Agency (QNA).

"Ambas partes rindieron homenaje a los esfuerzos de mediación realizados por el Estado hermano de Kuwait", según QNA.

El jefe de Estado turco, cuyo país es considerado como favorable a Catar, se entrevistó el domingo con el rey Salmán bin Abdulaziz, de Arabia Saudita, en Yedá, en el oeste del reino, y luego con su hijo y heredero, el príncipe Mohamed Bin Salmán.

Ese mismo día por la noche fue recibido en la segunda parada de su gira, en Kuwait, por el emir de ese país, el jeque Sabah IV Al-Ahmad Al-Yaber Al-Sabah, mediador en la crisis diplomática sin precedentes que atraviesan los países del Golfo.

Durante sus visitas, Erdogan "expresó su apoyo a los esfuerzos de Kuwait para superar la crisis en la región del Golfo, así como a las demás iniciativas en este sentido", indicó la presidencia turca en un comunicado.

Erdogan "acordó con sus interlocutores continuar con las iniciativas existentes con el objetivo de resolver la crisis por la vía de la negociación y el diálogo", señala el texto.

"Se trataron las relaciones bilaterales, así como las cuestiones regionales, como los acontecimientos en Siria y en Irak y la lucha contra el terrorismo", según el comunicado.

Arabia Saudita, Emiratos Árabes Unidos, Baréin y Egipto rompieron relaciones con Catar el 5 de junio, acusándolo de apoyar el "terrorismo" y de acercar posiciones con Irán, rival regional del reino saudita.

El emir de Catar indicó el viernes que estaba abierto al diálogo, en el primer discurso televisado que realizó desde el inicio de la crisis, que lleva un mes y medio, negándose sin embargo a ceder a "imposiciones".

Los cuatro países impusieron severas sanciones económicas al pequeño pero acaudalado país gasífero del Golfo.

Para retirarlas, el 22 de junio le exigieron que cumpliera 13 demandas, como el cierre de la televisión Al Jazeera y de una base turca, así como la revisión de sus lazos con Irán.

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

AFP