Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Erdogan va a París con la esperanza de restablecer las relaciones con la UE

Los presidentes francés, Emmanuel Macron (i), y turco, Recep Tayyip Erdogan, se estrechan la mano durante una reunión al margen de una cumbre de la OTAN en Bruselas el 25 de mayo de 2017

(afp_tickers)

El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, viajará a París el viernes para reunirse con su homólogo francés, Emmanuel Macron, en momentos en que el gobierno de Ankara parece querer restablecer sus relaciones con la Unión Europea (UE) tras la grave crisis de 2017.

Esta visita bilateral, la más importante del jefe del Estado turco a un país de la UE desde el fallido golpe de Estado de julio de 2016, versará esencialmente sobre los asuntos regionales, como el conflicto sirio o la cuestión del estatuto de Jerusalén, pero París asegura que la cuestión de los derechos humanos también será abordada.

El alcance de las purgas llevadas a cabo por Ankara tras el intento del golpe de Estado le valió numerosas críticas de sus socios europeos, con Berlín a la cabeza, que casi cerró las negociaciones de larga duración sobre su candidatura de adhesión a la UE.

Más de 140.000 personas fueron destituidas y suspendidas y más de 55.000 fueron detenidas, entre ellos universitarios, periodistas y militantes pro-kurdos.

La canciller alemana, Angela Merkel, llegó a anunciar incluso a principios de septiembre su posición favorable a un alto en estas negociaciones, mientras que Macron pidió días después "evitar las rupturas" entre la UE y Turquía, a la que calificó de "socio esencial".

- 'Nuevo impulso' -

Erdogan declaró la semana pasada que quería "tener buenas relaciones con la UE y con los países de la UE", con el objetivo de "reducir el número de enemigos y aumentar el número de amigos".

Especialmente celebró el apoyo de París, pero también el de Berlín, en su determinada condena al reconocimiento por Washington de Jerusalén como capital de Israel. "No nos han abandonado en este asunto", declaró Erdogan.

"Acercándose a Francia (...) Turquía intenta dar un nuevo impulso a su candidatura europea, sobre todo en un momento en que el país se enfrenta a numerosas dificultades en Oriente Medio [Siria e Irak] y vive momentos de tensión diplomática con Estados Unidos", analiza Jana Jabbour, doctora asociada al Centro de Investigaciones Internacionales de la universidad de Ciencias Políticas de París.

Se trata de la primera visita del presidente turco a Francia desde la elección de Emmanuel Macron, en mayo de 2017, pero los dos dirigentes ya tuvieron ocasión de encontrarse durante cumbres internacionales.

Por parte de Francia, se trata también, según los analistas, de reforzar la cooperación con Turquía en asuntos como la lucha contra el terrorismo y la crisis migratoria.

- 'A falta de algo mejor' -

Para Samim Akgönül, historiador y politólogo, profesor en la universidad francesa de Estrasburgo, el jefe del Estado turco viaja a París "a falta de algo mejor", ya que Ankara habría preferido, según él, una visita a Berlín para restablecer las relaciones con la UE.

"Había que empezar por algún lado", considera, poco optimista sobre la posibilidad de un avance en las relaciones con Bruselas en 2018.

Además de las cuestiones políticas, los jefes de Estado abordarán asuntos económicos, puesto que desean reforzar sus relaciones en este aspecto.

El portavoz de la presidencia turca, Ibrahim Kalin, declaró en un comunicado publicado el domingo que Francia es "un importante aliado" y un "importante socio económico y comercial".

En 2016, los intercambios entre los dos países alcanzaron los 13.380 millones de dólares, según las cifras de Ankara.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes