Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Unos soldados eslovenos instalan una alambrada de espino en Sela pri Dobovi, en la frontera con Croacia, el 11 de noviembre de 2015

(afp_tickers)

Eslovenia comenzó este miércoles a instalar una alambrada de espino en su frontera con Croacia, un día después de haber anunciado que pondrá "obstáculos técnicos" para controlar mejor la llegada de migrantes, constató un fotógrafo de la AFP.

El ejército está desplegado en los campos de la región fronteriza de Gibina (nordeste), donde instala alambre de púas.

Según la prensa eslovena, la escena se repite en otras zonas de los aproximadamente 670 kilómetros de frontera entre los dos países de tránsito para los migrantes que quieren llegar al norte de Europa.

AFP