Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Imagen distribuida por Salvamento Marítimo que muestra a 15 migrantes sentados en los tubos inflables de una embarcación neumática cerca de la costa española antes de ser rescatados por un buque español, el 29 de octubre de 2015

(afp_tickers)

Los servicios de salvamento marítimo españoles abandonaron definitivamente este viernes la búsqueda de los 35 migrantes desaparecidos el Mediterráneo entre España y Marruecos, el naufragio más grave en el país desde principios de año, informó una portavoz a la AFP.

"La búsqueda finalizó y no se retomará", declaró esta portavoz más de 24 horas después de conocer del naufragio de una lancha donde viajaban una cincuentena de personas, de las que una quincena pudieron ser rescatadas y otras cuatro fueron halladas sin vida.

Se trata del naufragio más grave en las costas españolas desde principios de año y se suma a las tragedias similares ocurridas esta semana en el mar Mediterráneo, con 56 refugiados ahogados en tres días entre Grecia y Turquía.

Los servicios de salvamento marítimo reanudaron este viernes las labores de búsqueda con barcos y helicópteros desplegados entre la costa marroquí y el sur de España.

Las autoridades estiman que 35 personas han desaparecido, basándose en los testimonios de 15 supervivientes rescatados el jueves, 13 hombres y dos mujeres, y en las informaciones de una oenegé instalada en Marruecos que indicó que a bordo había 55 personas.

La embarcación, con apariencia de ser una lancha neumática de tipo Zodiac según las imágenes difundidas por los servicios de rescate, se rompió y acabó desfondándose.

Los 15 supervivientes fueron encontrados el jueves en el mar, aferrados a la parte que todavía se mantenía a flote de la embarcación, algunos de ellos sin salvavidas.

El jueves de madrugada, la oenegé de ayuda a migrantes Caminando Fronteras, con base en Marruecos y en estrecho contacto con los inmigrantes, advirtió de la desaparición de esta embarcación que había partido de Alhucemas (norte de Marruecos).

Sus ocupantes eran de Costa de Marfil, Camerún, Nigeria, Mali y Guinea, según esta organización. "Supimos de la partida de la embarcación porque nos llaman los familiares", dijo una de sus responsables, Helena Maleno, a la AFP.

Según ella, la lancha salió el miércoles por la mañana y los supervivientes se encontraron 36 horas más tarde, dado el mal estado de la mar.

Unas 40 personas serían víctimas del naufragio, incluyendo los cuatro cuerpos ya encontrados, afirmó. En el grupo había doce mujeres, entre ellas dos embarazadas que están desaparecidas y un bebé.

La ONG denunció a la AFP el trato dispensado a los supervivientes, presentados ante un juez este viernes para proceder a su expulsión, sin tener en cuenta que "acaban de tener una conmoción tan grande".

"Son personas desplazadas por situaciones de conflicto y de tragedia. No son recibidas con el respeto de las convenciones internacionales", criticó.

"Si hubiesen sido franceses víctimas de un accidente de autobús en España, no los tratarían así", añadió.

Según los datos actualizados el 27 de octubre de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), al menos 3.845 personas llegaron a España este año cruzando el Mediterráneo, lejos de los 560.000 que alcanzaron las costas griegas y las casi 140.000 que desembarcaron en Italia.

Más de 2.800 fallecieron en estas travesías, una treintena, antes de este naufragio, rumbo a España.

AFP