Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

España, tercer destino turístico mundial, según la OMT, recibió 75 millones de turistas en 2016

(afp_tickers)

La patronal del sector turístico en España auguró este jueves un nuevo verano "extraordinario", tanto en playas como en grandes ciudades, que se benefician de la afluencia de turistas cautos ante atentados en otras capitales europeas, como Londres o París.

La actividad turística debería crecer un 4,1% en 2017, un ritmo más elevado que el de la propia economía española, que se estima en alrededor de 3%, señaló la asociación Exceltur, revisando así al alza su previsión anterior.

El optimismo responde principalmente a un "intenso ritmo de avance de la demanda extranjera, superior al previsto", explicó Exceltur en un comunicado.

El primer semestre del año estuvo marcado por una "mayor afluencia urbana", ligada a la llegada de "turistas que hubieran ido a otras grandes capitales europeas y que debido a los incidentes de inseguridad, han optado por España", dijo en rueda de prensa el vicepresidente de Exceltur, José Luis Zoreda.

Cerca de 2,7 millones de turistas extranjeros, por ejemplo, visitaron Madrid entre enero y mayo, un alza interanual del 19%, según el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Las regiones costeras continúan beneficiándose de turistas de Europa occidental que han dejado de ir desde 2016 a Turquía y Egipto, detalló la patronal.

La recuperación observada en esos dos países se debe sobre todo al crecimiento de turistas del este de Europa y Oriente Medio, precisó Zoreda.

Unos 14 millones de turistas, según sus cálculos, están actualmente "prestados" a España por otros destinos castigados por atentados.

Por otro lado, el "efecto Brexit no se ha notado, más bien al contrario", ya que los británicos siguen siendo el primer grupo de visitantes extranjeros, seguidos de alemanes y franceses, dijo.

El número de turistas provenientes de Estados Unidos y Asia aumentó notablemente entre enero y mayo (+19% y +35%, respectivamente).

Por el contrario, Exceltur mostró inquietud por el descenso de la duración media de las estancias y por la "congestión", que ha generado reacciones de "turismofobia" en las regiones más populares, como Cataluña o las islas Baleares.

La asociación, que agrupa a varias empresas hoteleras, atribuye como primera causa de la congestión el crecimiento "desbordante, irregular y aún descontrolado" del alquiler turístico de viviendas a visitantes extranjeros (37% de marzo a mayo).

España, tercer destino turístico mundial, según la Organización Mundial del Turismo (OMT), recibió 75 millones de turistas en 2016.

AFP