Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, deposita su voto en la urna de un colegio electoral de Madrid este domingo 20 de diciembre

(afp_tickers)

Los españoles votaban este domingo en las elecciones generales más inciertas de la historia de su joven democracia, tras el surgimiento de los partidos Ciudadanos y Podemos, que podrían dificultar un nuevo gobierno de los conservadores del Partido Popular (PP).

La presencia de Podemos (izquierda radical) y Ciudadanos (liberal) augura la probable pérdida de la mayoría absoluta de la derecha y la necesidad de pactos para poder formar gobierno, tras la votación de este domingo a la que están llamados 34,6 millones de electores en España.

Los colegios abrieron a las 09H00 (08H00 GMT). Apenas un minuto después, cerraba ya el primero de los colegios en Villarroya, en la comunidad de La Rioja (norte), después de que votaran sus seis habitantes con derecho a sufragio.

A las 13H00 GMT, la participación era del 36,94% "casi un punto porcentual inferior a la que se registraba en las elecciones de 2011 que fue de 37,88%", informó el Gobierno.

No obstante, los electores tienen hasta las 19H00 GMT para depositar su voto en una jornada considerada "trascendental" por todos los líderes políticos.

Estos comicios podrían culminar un año de cambio electoral en el sur de Europa, tras la victoria de la izquierda radical de Alexis Tsipras en Grecia en enero, y la llegada al poder en Portugal en octubre de una coalición de partidos de izquierda, a pesar de que la derecha había sido la más votada, una posibilidad que teme el jefe del gobierno saliente, Mariano Rajoy.

- Nueva era política -

"Yo soy partidario de que en España gobierne la primera fuerza política, la que tenga más apoyos y más votos", no ha dejado de repetir durante la campaña Rajoy.

El jefe del gobierno español animaba este domingo tras depositar su voto a que "participe el mayor número de personas en las votaciones", mientras su contrincante socialista, Pedro Sánchez, afirmó que "los españoles sabemos que el futuro no está escrito, lo vamos a escribir con nuestro voto".

Según los sondeos, el PP de Rajoy, que logró una gran mayoría en 2011 con 45% de los votos, tendrá algunos puntos de ventaja, pero sin superar el 30%.

Lejos por detrás del PP, el Partido Socialista (PSOE), que tiene dificultades para mantenerse sobre el 20%, no está seguro de conservar el segundo puesto, seguido de cerca por Podemos y Ciudadanos.

"Estamos ante una nueva transición democrática, ante una nueva era y eso implica una gran participación. Yo les pido a los españoles que vayan a votar en masa", dijo el líder de Ciudadanos, el abogado Albert Rivera, de 36 años.

"Estamos viviendo una jornada electoral histórica. A partir de esta noche, seguramente, la historia de nuestro país cambia", afirmó el cabeza de lista de Podemos, el profesor universitario de 37 años Pablo Iglesias.

Ciudadanos y Podemos, ondeando la bandera de la regeneración democrática y la honestidad, han terminado con la hegemonía que regía en España desde 1982 de socialistas y PP, como se evidenció en los comicios locales de mayo, cuando plataformas ciudadanas, que incluían a Podemos, se hicieron con ayuntamientos como Madrid o Barcelona.

Pero, en un parlamento más fragmentado, la formación de un gobierno se augura ardua.

- Continuidad -

La crisis con las dolorosas políticas de austeridad, un alto desempleo (hasta el 27% a principios del 2013), y los escándalos de corrupción que alcanzaron incluso a la hermana del rey Felipe VI, indignaron a los españoles.

Aunque el desempleo se ha reducido, sigue afectando a uno de cada cinco activos y los nuevos empleos son muy precarios. El crecimiento, que se ha reactivado, tampoco llega todavía a todos.

"Llevamos muchísimos años de bipartidismo y hay que renovar la política, PP y PSOE se han acomodado y olvidado de nosotros. Hay que darles una oportunidad a los nuevos", afirma a la AFP Francisco Pérez, un transportista autonómo, de 53 años, que confiesa haber votado a Podemos.

Este partido anti austeridad, fundado a principios de 2014, canalizó la indignación de los miles de manifestantes que salieron a las calles en 2011 y 2012. Ciudadanos también irrumpió a nivel nacional a finales de 2014.

Ante los partidos emergentes, Rajoy, de 60 años, abogó por la continuación de una gestión sana de las finanzas públicas que garantice la recuperación y las pensiones.

"Llevamos cuatro años sufriendo como para que ahora se tire todo a la basura" si la izquierda llega al poder, afirma María José Pyñeiro, directora general de una revista de moda española.

Los primeros resultados significativos se conocerán hacia las 22H30, anunció el Gobierno.

AFP