Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Una sucursal del Banco Santander en Madrid, el 20 de octubre de 2011

(afp_tickers)

La entidad española Banco Santander, primera de la zona euro por capitalización, incrementó un 37% interanual su beneficio en el segundo trimestre gracias a Brasil, y se prepara ahora para encajar la costosa absorción del Banco Popular.

El resultado neto en el periodo fue de 1.749 millones de euros, incluyendo 11 millones de euros de contribución del Popular, el sexto banco español, que llegó a estar al borde de la quiebra y que el Santander compró el pasado 7 de junio por un euro simbólico.

Sin tener en cuenta esta adquisición, el resultado neto fue de 1.738 millones de euros, un 36% interanual más, indica el grupo en un comunicado.

El volumen de negocio, por otro lado, subió un 1,1%, a cerca de 8.500 millones de euros.

Los datos fueron recibidos con frialdad en la Bolsa de Madrid, donde la acción del Santander cerró con una ligera pérdida de 0,14%, en 5,80 euros.

El beneficio global se vio favorecido por el buen desempeño en Brasil, donde el beneficio aumentó en el segundo trimestre un 58%, en parte gracias a la apreciación del real. El país sudamericano es ahora la principal fuente de beneficios para el banco, con un 26% del total.

El Reino Unido, que durante años fue el primer mercado para el Santander, ya sólo representa un 17% de los beneficios, como consecuencia de las incógnitas sobre el Brexit y la depreciación de la libra. España, a su vez, representó un 13% del beneficio.

"La diversificación entre mercados emergentes y maduros sigue siendo una de las fortalezas de Santander", incidieron en una nota los analistas de Self Bank. Y es que Europa representa el 51% de la actividad del banco, y el continente americano un 49%.

En el segundo trimestre de 2016, el beneficio se había hundido por el coste de la restructuración del Santander en España, que incluía un plan de salidas voluntarias para 1.400 trabajadores y el cierre de 450 agencias.

- La laboriosa digestión del Popular -

El trimestre del Santander estuvo marcado por la compra por un euro simbólico el 7 de junio del Banco Popular, en el marco del nuevo mecanismo de intervención del Banco Central Europeo (BCE).

El director general del Santander, José Antonio Álvarez, se esforzó en tranquilizar de nuevo a los inversores este viernes, aseverando que la adquisición fue "un movimiento estratégico significativo".

Álvarez detalló en una conferencia con analistas que el Santander tuvo que inyectar de inmediato 13.000 millones de euros de liquidez, para evitar la quiebra del Popular, exangüe por las voluminosas retiradas de depósitos por parte de sus clientes.

También como consecuencia de la absorción del Popular, aumentó el ratio de créditos de dudoso cobro (de 3,74% en marzo a 5,37% en junio) y bajó el porcentaje de capital de máxima calidad CET1, que mide la solidez de un banco en caso de crisis: 9,58% en junio, frente a 10,66% en marzo.

Santander afirmó no obstante que la ampliación de capital de 7.000 millones de euros efectuado este mes le ha "permitido compensar" ese impacto, y destacó el "éxito" de la operación, en la que la demanda fue ocho veces superior al número de acciones propuestas.

Esta ampliación debe ayudar a la entidad presidida por Ana Patricia Botín a afrontar el peso de los "activos tóxicos" que hundieron al Popular: miles de viviendas, oficinas y terrenos embargados a particulares o promotoras, incapaces de reembolsar sus créditos tras el estallido de la burbuja inmobiliaria en 2008.

Para revender esos activos lo antes posible y perdiendo lo menos posible, el Santander baraja varias opciones, según explicó Álvarez. Entre ellas, la de revender todo una parte a un fondo especializado en liquidar este tipo de activos problemáticos.

El Santander añadió que en paralelo ha lanzado una campaña comercial para mantener a los antiguos clientes del Popular.

Si lo consigue, aprovechará la buena implantación de esa entidad entre las pequeñas y medianas empresas, de manera que controlará una cuarta parte de este segmento, muy jugoso en un país cuya economía se espera crezca un 3% en 2017.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP