Navigation

Estado de Sao Paulo prevé reabrir gradualmente la economía a partir del 11 de mayo

Personas asisten a un entierro mientras trabajadores cavan tumbas en el cementerio de Vila Formosa, en la ciudad de Sao Paulo, Brasil, debido a un aumento esperado de muertes en el marco de la pandemia de coronavirus COVID-19, el 21 de abril de 2020. afp_tickers
Este contenido fue publicado el 22 abril 2020 - 22:19
(AFP)

El estado de Sao Paulo (sureste), el más poblado de Brasil y el más afectado por la pandemia del coronavirus, prevé reabrir gradualmente y por sectores su economía a partir del 11 de mayo, cuando termina el actual periodo de cuarentena.

"En una pandemia como esta, quien determina nuestros pasos son la salud y la ciencia. Y así seguirá siendo a partir del próximo 11 de mayo, tras la actual cuarentena que va hasta el 10 de mayo", declaró el gobernador Joao Doria, cuyo estado suma ya 1.134 muertos por la pandemia, de los casi 3.000 registrados en Brasil -más de 210 millones de habitantes-.

"No estamos anunciado que el día 11 de mayo no tendremos ninguna cuarentena. Tendremos el Plan Sao Paulo, flexible, amparado siempre en la ciencia, en la medicina, en la cuestiones regionales, en datos analíticos y también en la economía", agregó.

El gobernador explicó que la flexibilización de la cuarentena se hará por regiones, clasificadas en función del impacto y evolución la pandemia. Los detalles de qué actividades o comercios podrán reactivarse en cada zona serán divulgados el 8 de mayo.

Sao Paulo, donde viven 45,9 millones de personas, comenzó su cuarentena el 24 de marzo, uno de los primeros estados en aplicar medidas de distanciamiento social con cierre de restaurantes, cafés y bares y otros servicios no esenciales.

Además, fue de los primeros en recomendar a sus ciudadanos seguir estrictamente las directrices de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y aplicadas en casi todos los estados y en buena parte del planeta.

Doria es un exaliado del presidente Jair Bolsonaro y uno de los gobernadores que más se ha enfrentado al mandatario, que desestima la gravedad de la pandemia y pregona abiertamente por la "vuelta a la normalidad" para evitar la debacle económica y el caos social. Esto lo llevó a destituir hace una semana al ministro de Salud, Luiz Henrique Mandetta.

El nuevo ministro de esa cartera, Nelson Teich, en su primera rueda de prensa desde que asumió el cargo, dijo que el gobierno está diseñando un plan para que la principal economía latinoamericana retome sus actividades, en línea con las demandas de Bolsonaro.

Otros estados del país, como Rio de Janeiro o Minas Gerais (sureste), también están preparando medidas para flexibilizar la cuarentena. En otros estados, como Santa Catarina, así como el Distrito Federal, ya fueron reabiertas algunas actividades.

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.