Los eurodiputados enviados a Malta manifestaron este miércoles su "preocupación" por la investigación sobre el asesinato en 2017 de la periodista maltesa anticorrupción Daphne Caruana y esperan la renuncia "rápida" del primer ministro, Joseph Muscat.

"Estamos muy preocupados por el hecho de que Muscat siga en su cargo, tememos por la imparcialidad de la investigación sobre el asesinato", aseguró a la prensa la eurodiputada liberal Sophie in't Veld.

"Estamos muy preocupados por lo que hemos visto y escuchado en los últimos dos días", aseguró In't Veld, jefa de la delegación.

La delegación formada por siete eurodiputados pasó dos días en la capital maltesa, La Valeta, para pedir información oficial sobre la investigación que la justicia abrió sobre el asesinato en octubre del 2017 con coche bomba de la periodista, autora de importantes denuncias por corrupción contra las altas esferas políticas y empresariales de Malta.

Altos funcionarios del gobierno, entre ellos un ministro y el jefe de gabinete de Muscat, tuvieron que renunciar a sus cargos por estar involucrados en el caso, lo que puso a temblar el gobierno y obligó al primer ministro Muscat a anunciar su renuncia a partir del 12 de enero.

Un anunció que desató una serie de manifestaciones de protesta en las últimas semanas en Malta para pedir la dimisión inmediata de Muscat y justicia para Daphne.

"Los próximos 40 días serán cruciales para la investigación del asesinato y no queremos que se corra el riesgo de que la investigación se vea comprometida", dijo In't Veld.

"Debe reinar la total confianza en el proceso y creo que mientras Muscat esté en el poder, no hay confianza", reconoció la diputada holandesa.

Muscat ha sido acusado por la familia de la periodista, la oposición y varios movimientos cívicos de haber interferido para proteger a su jefe de gabinete, Keith Schembri, amigo de infancia y mano derecha, quien renunció la semana pasada.

- Los papeles de Panamá -

Schembri, que la familia de Caruana considera el autor intelectual del asesinato, había sido denunciado por la periodista por haber recibido millonarios sobornos a través de empresas panameñas en base a la inmensa investigación conocida como los Papeles de Panamá, la mayor filtración de datos bancarios de miles de clientes en todo el mundo.

Tras ser interrogado por los investigadores, fue puesto en libertad el jueves pasado, lo que provocó la ira de la familia Caruana, quien aseguró que "al menos dos testigos y múltiples pistas conducen a Schembri".

La delegación europea se reunió con Muscat así como con el presidente, George Vella, y otros altos funcionarios de la policía y autoridades judiciales, además de la familia de la periodista asesinada.

Este miércoles se entrevisto con los representantes de varias ONG, de movimientos anticorrupción y periodistas del "Proyecto Daphne", comprometidos a continuar sus investigaciones.

Al final de la misión, los eurodiputados manifestaron también su preocupación por la seguridad de los periodistas en Malta e instaron a las autoridades a realizar las reformas constitucionales pendientes.

"Aquí existe una cultura de la impunidad por la corrupción y el lavado de dinero", explicó el eurodiputado verde alemán Sven Giegold.

"Casi no hay investigaciones policiales ni condenas", se lamentó con la AFP Corrine Vella, hermana de Daphne Caruana, quien exige la "separación real de poderes" y denuncia "la concentración de poder en manos del primer ministro".

Etiquetas

Neuer Inhalt

Horizontal Line


Instagram

Síganos en Instagram

Síganos en Instagram

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes