Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El vicepresidente primero de la Comisión Europea, Frans Timmermans, en el pleno de la Eurocámara en Estrasburgo, el 7 de junio de 2016

(afp_tickers)

Europa dispone de "enormes posibilidades" para devolver la confianza a sus ciudadanos, acosados por las dudas y tentados por la deriva nacionalista, como los británicos, defendió el vicepresidente de la Comisión Europea Frans Timmermans, en una entrevista con la AFP.

Frente al desafío migratorio, "todavía tenemos mucho que hacer", admitió, reconociendo que "Europa lo ha tenido difícil para encontrar un enfoque común", dijo en esta entrevista con ocasión de la salida en Francia de su ensayo 'Fraternidad'.

Según Timmermans, lo que guió el voto de los británicos durante la campaña sobre el Brexit fue "la sensación de que, dejando Europa, retomamos el control de nuestro destino", comentó el número dos del Ejecutivo europeo, exministro de Relaciones Exteriores de Holanda.

"Yo diría que sólo Europa puede darnos la oportunidad, como europeos, en un contexto de globalización enorme, de recuperar el control de nuestro destino", consideró. En su libro confiesa que ha pensado "por primera vez" que el proyecto europeo puede "realmente fracasar".

Para volver a crear "una dinámica positiva" y contrarrestar la retórica nacionalista, "todos somos responsables, dirigentes locales, regionales, nacionales y europeos", dijo Timmermans.

"Si aumentamos las inversiones en Europa en algunos campos, si somos conscientes del hecho de que la economía tendrá que ser sostenible tarde o temprano [...], si vemos las oportunidades de lo digital, de la economía circular, del sector de la energía, veo posibilidades enormes para Europa", declaró.

En cuanto a la crisis migratoria, Timmermans consideró que "lo que vemos es que oscilamos sin cesar entre el sentimiento humanitario, por un lado, y el sentimiento de inseguridad, por otro". "Lo que podría ayudarnos es ver al refugiado como un hombre, una mujer, un niño".

Defendió los avances realizados en esta materia, como la adopción de un cuerpo europeo de guardias fronterizos o el pacto con Turquía para frenar el flujo de refugiados, pero lamentó la lentitud con la que los Estados miembros están poniendo en marcha el programa de distribución de refugiados.

"Hemos hecho cosas, pero todavía tenemos muchas cosas por hacer", afirmó, defendiendo la idea de dar ayudas a los países de origen y de tránsito de migrantes para evitar que éstos traten de llegar a Europa de forma clandestina.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP