Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

La primera ministra británica, Theresa May (2º1), llega a una reunión del Consejo Europeo con el presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy (2ºd), el 23 de junio de 2017 en Bruselas

(afp_tickers)

Representantes de los europeos del Reino Unido expresaron su descontento este viernes por la propuesta de la primera ministra británica, Theresa May, para su situación post-Brexit, estimando que los convertiría en inmigrantes de terceros países.

May ofreció en Bruselas "un compromiso claro de que a ningún ciudadano de la UE actualmente en el Reino Unido de manera legal se le pedirá abandonar el país en el momento en que el Reino Unido abandone la UE".

Sin embargo, la propuesta incluye periodos de corte -cinco años de residencia- y retira al Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) la potestad para pronunciarse sobre los litigios referentes a los derechos de los europeos en el Reino Unido, que pasarían a los tribunales británicos.

La oferta es "ridícula", dijo a la AFP Joan Pons, un enfermero español que es dirigente de The 3 Million, la asociación de europeos creada tras el triunfo del Brexit.

Éstos reclaman conservar los derechos de los que gozaban hasta ahora, y que, en virtud de las libertades de movimiento europeas, les equiparaban a un ciudadano británico.

Y lo que ofrece May es lo que afronta hoy "cualquiera que busque un permiso de residencia. No es 'generosa', es más bien ridícula", dijo Pons.

Nicolas Hatton, fundador del movimiento, también se lamentó: "¡12 meses (esperando) para esto! Es patético que el gobierno británico juegue con nuestras vidas con la propuesta más regresiva para los ciudadanos de la UE que podíamos imaginar".

Para Hatton, la propuesta de May "despoja a todos los ciudadanos de la UE de sus derechos europeos y los sustituye por derechos bajo el sistema de inmigración notoriamente difícil e injusto del Reino Unido".

El Partido Laborista, primera fuerza de oposición, consideró que la oferta "se queda corta y llega tarde", dijo Keir Starmer, portavoz del Brexit de esta formación.

"Creemos que debería haber un compromiso claro de que no habrá cambios en el estatus de los ciudadanos de la UE en el Reino Unido. Sería lo correcto y además ayudaría a conseguir un acuerdo recíproco" para los británicos que viven en países de la UE, añadió.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP