Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

(Archivo) Fotografía tomada el 22 de noviembre de 2017 en Lansing, Michigan, al exmédico del seleccionado de gimnasia artística de Estados Unidos, Larry Nassar, acusado por varias deportistas de abuso sexual

(afp_tickers)

Larry Nassar, el exmédico de la selección de gimnasia de Estados Unidos acusado de abuso sexual a más de un centenar de atletas, entre ellas varias medallistas olímpicas, fue condenado el jueves a 60 años de prisión por posesión de pornografía infantil.

Protagonista de un escándalo que sacudió a la federación estadounidense de gimnasia, Nasser será sentenciado el mes próximo por los otros cargos de agresión sexual.

Por el caso de pornografía infantil, el médico de 54 años, tildado de "monstruo" por estrellas deportivas, recibió la máxima sentencia de 20 años de reclusión por cada uno de los tres cargos de los que se había declarado culpable en julio.

Nassar fue condenado en un tribunal federal de Grand Rapids, Michigan (norte), luego de que se hallaran en su computadora al menos 37.000 fotos y videos con connotación sexual involucrando a menores.

"Ha demostrado que nunca más debería tener acceso a los niños", dijo la jueza federal Janet Neff, según el periódico local Lansing State Journal.

"Cabe preguntarse si sentía que era omnipotente, si sentía que se estaba saliendo con la suya tan astutamente", agregó.

Nassar, vinculado a la selección nacional de gimnasia durante cerca de tres décadas, incluyendo cuatro Juegos Olímpicos, dijo estar avergonzado de sus actos.

"Voy a usar todos los días de la sentencia para tratar de mejorar", dijo a la jueza, según reportes de prensa.

Nassar, casado y padre de tres hijas, será sentenciado en enero en otros dos tribunales estatales de Michigan por abusar sexualmente de decenas de adolescentes entre 1998 y 2015 con la excusa de darles tratamiento médico.

- "Esto es mayor que Larry" -

Despedido en 2016 de USA Gymnastics, la entidad que entrena a deportistas olímpicos en Estados Unidos, Nassar ya se declaró culpable de tres cargos de agresión sexual de primer grado a fines de noviembre. Una semana antes había admitido otras siete acusaciones.

El médico, que hasta 2015 también trabajaba para la Universidad Estatal de Michigan, asumió su culpabilidad en abusos a niñas que tenían entre 13 y 15 años. Los delitos de los que se lo acusa conllevan penas de 25 a 40 años de prisión.

Tras conocerse el veredicto del jueves, la medallista Aly Raisman, dijo ser una "sobreviviente" de los abusos de Nassar y llamó a "mirar a las organizaciones que protegieron a Nassar durante años y años: USA Gymnastics, el Comité Olímpico de Estados Unidos, la Universidad Estatal de Michigan".

"Esto es mayor que Larry", dijo en Twitter.

El caso de Nassar forzó el año pasado la renuncia del jefe de gimnasia de Estados Unidos, Steve Penny. Penny fue acusado por las víctimas de no informar rápidamente a las autoridades sobre las acusaciones de abuso sexual.

Tras lo ocurrido, USA Gymnastics adoptó una "política deportiva segura" que requiere "informes obligatorios" de cualquier sospecha de agresión sexual.

Nassar era considerado uno de los mejores terapeutas deportivos. En 2013 dijo proteger a las atletas "no sólo física sino mentalmente".

- Campeonas también dicen #MeToo -

Para Raisman y para McKayla Maroney, oro en Londres-2012, Nassar es, fue, y siempre será "un monstruo".

"Merece pasar el resto de su vida en la cárcel", escribió Maroney en una carta al tribunal de Michigan. "Abusó de mi autoestima, abusó de mi cuerpo y dejó cicatrices en mi mente que quizás nunca sanen".

La madre de Maroney dijo que su hija llegó a pensar en el suicidio. "Se transformó, fue una deportista de alto nivel, alegre y positiva, y se convirtió en una joven adulta deprimida, a veces con pensamientos suicidas", contó en otra misiva dirigida a la jueza Neff.

Maroney hizo públicas sus acusaciones en medio del movimiento "#MeToo", con el que este año mujeres de todo mundo rompieron el silencio sobre el acoso sexual luego de estallar el caso de Harvey Weinstein.

Su compañera de equipo Gabby Douglas se refirió a los abusos de Nassar en noviembre en Instagram. "Durante años fuimos condicionadas a permanecer en silencio y, honestamente, algunas cosas fueron extremadamente dolorosas", dijo.

Una demanda civil fue presentada en nombre de unas 100 presuntas víctimas de Nassar. Su abogado, John Manly, estimó que el número total podría llegar a 160.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP