Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

"Si bien la salida del Reino Unido de la UE es un proceso inevitablemente difícil, es en el interés de todos que nuestras negociaciones sean un éxito", planteará May, según un extracto del discurso difundido con antelación

(afp_tickers)

Los líderes europeos estaban expectantes este viernes al discurso que pronunciará la primera ministra británica, Theresa May, en Florencia, donde expondrá las claves de la postura que defiende su país en tema del Brexit, en medio de tensiones entre sus ministros.

A medida que se acerca la fecha límite del 29 de marzo de 2019, en la que su país concretará su salida de la UE, May expondrá en la ciudad italiana las grandes líneas del proceso.

"Si bien la salida del Reino Unido de la UE es un proceso inevitablemente difícil, es en el interés de todos que nuestras negociaciones sean un éxito", planteará May, según un extracto del discurso difundido con antelación.

Según algunas informaciones de prensa, May va a lanzar una oferta sobre las obligaciones financieras del Reino Unido y una propuesta para un periodo de transición de dos años hasta alcanzar un nuevo acuerdo comercial con la UE.

Hasta ahora Londres había rehusado hablar de cifras.

Las negociaciones, que inician el lunes un cuarto ciclo en Bruselas, están estancadas por falta de propuestas concretas de Reino Unido sobre las condiciones de su salida de la Unión Europea, prevista para marzo de 2019, según el negociador jefe europeo, Michel Barnier.

La UE rehúsa entrar en una negociación sobre su futura relación comercial con Londres antes de avanzar en los términos del divorcio, especialmente en el delicado tema de la factura del Brexit.

El jueves, May sostuvo una reunión de dos horas con su gabinete para afinar los últimos detalles y limar las diferencias persistentes en el seno del ejecutivo entre quienes defienden un "Brexit suave" y los partidarios de una clara ruptura con el bloque europeo.

El ministro de Relaciones Exteriores, Boris Johnson, principal defensor de un Brexit duro, expuso la semana pasada en una entrevista su propia visión, reafirmando las ventajas de la salida.

Pero muchos consideraron que estas declaraciones amarraban a May, cuya posición es compleja desde que perdió la mayoría parlamentaria en las elecciones de junio.

Desde entonces Johnson ha mantenido perfil bajo, al afirmar que apoyaba la estrategia más prudente de May, y que no pensaba dimitir del gobierno.

Incluso volvió de Nueva York en el mismo avión que la primera ministra, según la prensa británica.

May, que desea exhibir una imagen de unidad, ha decidido viajar a Florencia acompañada de Johnson, además del ministro de Finanzas, Philip Hammond, y del ministro del Brexit, David Davis.

- Las cuentas del divorcio -

Seis meses después del inicio del proceso de salida, los líderes europeos seguían esperando los detalles sobre qué tipo de divorcio quiere May.

Barnier aumentó al presión el jueves al afirmar que para avanzar, están esperando "compromisos claros del Reino Unido".

"Vamos a escuchar atentamente y de forma constructiva el importante discurso de Theresa May", dijo.

Barnier dijo desde Roma que "un acuerdo rápido" todavía es "posible" pero que el Reino Unido debía "poner sobre la mesa proposiciones que permitan superar el bloqueo a partir de la semana próxima".

"Ahora corresponde a los británicos hacer una propuesta seria para permitir que las negociaciones avancen", dijo a la AFP Charles Grant, experto del Centro para la Reforma Europea, con sede en Londres.

Según el analista, May "tiene que hacer una oferta seria en términos monetarios, lo que ella todavía no ha hecho. Y sobre la transición, ella debe decir lo que quiere exactamente".

Según el Financial Times, May va a proponer la entrega de 20.000 millones de euros para hacer frente a los compromisos resultantes del presupuesto europeo en curso, cuyo ejercicio va hasta 2020.

La UE en cambio pide al Reino Unido que pague todos los compromisos presupuestarios hechos pero todavía no abonados, incluyendo las contribuciones a la infraestructura de los estados más pobres y las pensiones para miembros de la UE.

Las autoridades europeas van a seguir con atención el discurso para detectar signos de progreso para las negociaciones en temas clave como los derechos de los ciudadanos europeos en el Reino Unido y de la frontera con Irlanda.

Los empresarios buscarán claves sobre el pacto de transición.

Para Miles Celic, presidente de The City UK, un lobby del sector financiero, este es un "momento crucial".

"Muchas empresas están moviendo secciones de sus operaciones fuera del Reino Unidos y Europa. Cuando se hayan ido, es difícil pensar que puedan volver", dijo.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes










AFP