Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Vista de los buques de carga, cerca de las nuevas esclusas del Canal de Panamá, el 5 de octubre de 2015, en Colón, a 100km al noroeste de Ciudad de Panamá.

(afp_tickers)

La ampliación del Canal de Panamá aumentará "exponencialmente" el riesgo de que mercancía pirateada o falsificada cruce la vía interoceánica, manifestó este lunes un experto de la industria de las marcas y la propiedad intelectual.

Con la ampliación del Canal de Panamá "las previsiones son pasar de seis millones a 21 millones de contenedores" anualmente, por lo que "el riesgo de mercaderías falsificadas y pirateadas (que pueden atravesar la vía) es exponencial", dijo Etienne Sanz de Acedo, director ejecutivo de la Asociación Internacional de Marcas (INTA), que agrupa a más de 6.700 titulares de marcas de más de 190 países.

El Canal de Panamá está siendo ampliado para que embarcaciones de hasta 14.000 contenedores -el triple de su capacidad actual- puedan navegar sus 80 kilómetros. Las autoridades locales esperan inaugurar la ampliación de la vía en abril de 2016.

Estados Unidos y China son los principales usuarios de la vía, por la que se estima pasa el 5% del comercio marítimo mundial.

Sanz de Acedo formuló sus declaraciones durante la presentación de la reunión anual que INTA desarrollará en Panamá, la primera en los 135 años de esta asociación que se celebrará fuera de Estados Unidos.

"No es casualidad que se celebre en Panamá" pues queremos "concienciar a las autoridades panameñas sobre la necesidad de establecer los medios técnicos y humanos necesarios para que, sin afectar el ritmo de tránsito, haya un control más riguroso de las mercaderías que atraviesan el Canal", señaló.

Según este experto, "es muy importante" que Panamá tenga un marco legislativo "lo más seguro posible" para evitar la piratería por la vía interoceánica.

Se estima que las autoridades panameñas sólo registraron un 1% de los más de seis millones de contenedores que ingresaron el año pasado a los puertos del país.

Por el Canal de Panamá pasan todos los años más de 13.000 buques.

Las autoridades panameñas no pueden detener ni registrar un buque mientras navega por la vía, salvo que se detenga en uno de los puertos del país.

Sin embargo, la INTA estima que el 80% de las mercancías que pasan por el Canal lo hace sin detenerse en ningún puerto panameño, lo que dificulta cualquier tipo de detección de mercancía falsa.

"Está claro que pretender parar todos los barcos es absolutamente impensable", pero puede haber mayores condenas y una "mayor dotación de medios humanos y financieros" que permitan incrementar ese 1% de contenedores registrados, manifestó Sanz de Acedo.

AFP