Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Partidarios del candidato presidencial francés Emmanuel Macron expresan su alegría tras el anuncio de su pase a la segunda vuelta electoral, el 23 de abril de 2017 en París

(afp_tickers)

Hubo quien lloró de emoción. Los simpatizantes de Emmanuel Macron y de Marine Le Pen daban rienda suelta a su alegría la noche del domingo, los unos por el hito conseguido y los otros por la oportunidad de revancha.

Son las 20H00, la primera proyección de los resultados de la primera vuelta aparece en las pantallas de televisión. Macron, 23,7%. Le Pen, 21,7%.

"¡Macron presidente!", gritan los simpatizantes del joven candidato centrista y proeuropeo Emmanuel Macron, reunidos en el centro de convenciones de la Porte de Versailles, en el sur de París.

"¡Vamos a ganar!", replican los militantes del Frente Nacional, 300 km más al norte, en la ciudad de Hénin-Beaumont, uno de los feudos del partido de extrema derecha.

Los dos candidatos que disputarán la segunda vuelta de las presidenciales, el 7 de mayo, aparecerán más tarde, sonrientes, incluso radiantes, ovacionados por sus partidarios.

En la Porte de Versailles, en París, donde se congregaban más de un millar de periodistas, incluyendo 600 medios internacionales, el ambiente acaba pareciéndose al de una discoteca, con luces de color azul y rosa proyectándose en el escenario, como una metáfora de los apoyos de la izquierda y la derecha al héroe del día.

El acontecimiento había empezado bajo fuertes medidas de seguridad: cuatro controles de identidad y uno explosivos efectuado por un perro de raza cocker de color marrón.

En una amplia sala algo fría, frente a la gran tarima decorada con el lema "En marche!", la mayoría de los militantes presentes llevan camiseta, bolsa de tela e insignias con el estampado "Emmanuel Macron presidente".

Entre ellos también hay extranjeros, como dos estudiantes del prestigioso instituto de Ciencias Políticas Sciences Po, Helena, estadounidense de 23 años, e Inga, ucraniana de 22, que lucen camisetas "En Marche" turquesa y rosa.

"Lo que me motiva como estadounidense para venir aquí es que en mi país no vimos el peligro de Trump, así que hay que evitar lo peor en Francia, que para mí es Marine Le Pen", explica Helena, que fue voluntaria en la campaña de Barack Obama en 2008.

Para Inga, el discurso de unos y otros sobre Rusia también es importante. "No quiero un candidato que pida financiación a Rusia o que asienta ante todo lo que dice Vladimir Putin".

"Ahora habrá que luchar para ser sólidos en el discurso, combatir a Marine Le Pen y preparar las legislativas", apunta Maria-Hélène Visconti, una pintora de 60 años, contenta de que "después del Brexit y Trump" los franceses hayan plantado cara al populismo.

- 'Enderezar Francia' -

"¡Marine presidenta!", "¡Vamos a ganar!", exclaman por su parte los simpatizantes del Frente Nacional, criticando a Macron "el mundialista".

"Hace años que espero esto, que nos escupen, que nos tratan de nazis, ¡pero por fin la gente ha abierto los ojos!", grita, con lágrimas en los ojos, Aldric Evezard, de 36 años.

No esconde su satisfacción con esta candidata "clarividente, que nunca ha cambiado de línea política desde 2011 y que es la única que puede enderezar Francia".

En torno a él revolotean decenas de banderas francesas o de carteles donde se lee "Marine presidenta", alzados por los entusiastas militantes, confiados en un triunfo en la segunda vuelta.

Audrey, de 47 años y con abrigo de piel blanco sobre los hombros, defiende, exultante, que con su candidata, "por fin Francia [será] para los franceses", asegurando sin embargo que ella "no es racista".

"La segunda vuelta será complicada pues todo el mundo irá contra nosotros pero creo que podemos hacerlo, sobre todo frente a un Macron que nadie quiere", continúa Evezard.

Sin embargo, la segunda vuelta se anuncia ardua para el Frente Nacional, pues la mayor parte de los candidatos han instado a "frenar" el extremismo y el "caos" temido con la salida del euro, preconizada por Le Pen.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP