Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Bomberos trabajan en el edificio sobre el que se estrelló la avioneta en la que viajaba el expresidente de la minera Vale Roger Agnelli, el 19 de marzo de 2016 en la ciudad de Sao Paulo

(afp_tickers)

El expresidente de la gigante brasileña Vale, Roger Agnelli, que murió el sábado en un accidente aéreo, transformó a la minera en una líder mundial aprovechando el boom de las materias primas durante la década pasada.

Junto a Agnelli, de 56 años, fallecieron su mujer, sus dos hijos, su yerno y su nuera, así como el piloto al mando de la avioneta que se estrelló contra una vivienda en la zona norte de Sao Paulo, poco después de despegar rumbo a Rio de Janeiro.

La Presidencia brasileña rindió este domingo homenaje a un hombre "con extraordinaria visión emprendedora", que transformó a Vale en la mayor productora mundial de mineral de hierro y la segunda mayor minera del mundo.

"Agnelli dedicó su carrera profesional a las grandes empresas brasileñas, con un compromiso permanente por el desarrollo del país", destacó la Presidencia en una nota.

La empresa minera recordó por su lado que, durante la gestión de Agnelli, "Vale intensificó su estrategia de expansión mundial que la llevó a un nuevo nivel en el mercado global de la minería".

Nacido en Sao Paulo y graduado en Economía, Agnelli trabajó inicialmente durante dos décadas en el banco privado Bradesco, accionista de Vale, donde hizo carrera hasta ocupar el puesto de director ejecutivo.

- Único CEO brasileño en el "top ten" -

En 2012, ya fuera de Vale, fue designado por la Harvard Business Review y la escuela de negocios Insead como el cuarto CEO con mejor desempeño en el mundo. Fue el único brasileño entre los 'top ten'.

Agnelli llegó en 2001, cuatro años después de su privatización, a la entonces denominada Vale do Rio Doce. Conocido por su fuerte temperamento, lideró el proceso de expansión y modernización de la compañía, cuyas ganancias aumentaron exponencialmente a 22.900 millones de dólares a su salida en 2011.

Impulsada por el alto precio de las materias primas gracias al apetito voraz de China, Vale incrementó la explotación de otros minerales durante la década pasada, años dorados para la exportación de commodities.

Según ha escrito la prensa brasileña, Agnelli salió de la empresa en momentos de desacuerdos con el gobierno de Dilma Rousseff, aunque su relación con el Ejecutivo se había enfriado ya en 2008, bajo el mandato de Luiz Inacio Lula da Silva, cuando la empresa resolvió despedir a 1.200 funcionarios en plena crisis financiera mundial.

Hoy Vale está implantada en los cinco continentes, con mayor presencia en Asia, Oceanía, África y América del Sur.

"Agnelli fue durante diez años el rostro de Vale", escribió hace unos meses el diario O Estado de Sao Paulo, cuando entrevistó al ejecutivo después del desastre que ocasionó la rotura de diques de contención de desechos mineros de la firma Samarco, propiedad a partes iguales de Vale y la angloaustraliana BHP.

Un total de 19 personas murió en esa tragedia, por la que el gobierno de Brasil acordó un plan de reparación de unos 6.200 millones de dólares con Samarco.

Consultado por los problemas que enfrentó la minera tras ese episodio, Agnelli dijo que no creía correcto hablar de la empresa, de la que también era accionista, aunque la apoyaba.

"Yo tenía una gran pasión por Vale", afirmó en ese momento.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP