Navigation

Extrema derecha francesa expulsa a su líder histórico Le Pen

El líder histórico del Frente Nacional, partido de extrema derecha francés, Jean-Marie Le Pen, y su hija y actual representante de la formación, Marine Le Pen, el 29 de noviembre de 2014 afp_tickers
Este contenido fue publicado el 20 agosto 2015 - 18:37
(AFP)

El jefe histórico de la extrema derecha francesa, Jean-Marie Le Pen, fue expulsado el jueves a sus 87 años de edad del partido que cofundó y dirigió durante casi 40 años, anunció el Frente Nacional (FN) en un comunicado.

"La decisión completa y fundamentada será notificada próximamente al señor Le Pen", que era objeto de un procedimiento disciplinario desde que hizo declaraciones provocadoras sobre el tema del Holocausto, precisó el FN, dirigido desde 2011 por Marine Le Pen, hija de Jean-Marie.

El octogenario Le Pen siempre polémico por sus declaraciones racistas y antisemitas, logró en 2002 llegar a la segunda vuelta de las elecciones presidenciales.

Acostumbrado a declaraciones de este tipo, que le han valido condenas judiciales, Le Pen padre fue sancionado por una nueva serie de provocaciones sobre la Shoah (Holocausto) consideradas juzgables y penalizables de acuerdo a la nueva estrategia de "desdiabolización" del FN emprendida por su propia hija.

"Indignado" por esta decisión, declaró sentirse "atrapado", "víctima de una emboscada", y anunció su intención de presentar un recurso en justicia.

Su exclusión del partido fue adoptada "por mayoría" por los miembros del consejo ejecutivo del mismo tras una audiencia, en la cual Marine Le Pen se abstuvo de participar por conflicto de intereses.

"Los miembros del buró ejecutivo quisieron defender el interés superior del movimiento ante un comportamiento cada vez más hostil y perjudicial", estimó, señalando una "salida" lógica para alguien que ha "multiplicado sus errores".

- ¿Crisis freudiana? -

Esta expulsión definitiva se produce cinco meses después del inicio de la crisis entre el padre y la hija, que desde que asumió el mando del partido comenzó a distanciarse de las posiciones más extremas, aunque mantuvo el discurso nacionalista y contrario a la inmigración.

Sin embargo, la disputa podría no haber acabado, pues ya Le Pen había anunciado que recurriría a la justicia. En julio, la justicia francesa había anulado la decisión del partido de suspender la militancia del antiguo líder.

Durante su larga carrera, Jean-Marie Le Pen fue el encargado de despertar a una extrema derecha hasta entonces descalificada por los largos años negros del "Colaboracionismo" con la Alemania nazi. Adepto a las declaraciones chocantes, el político se impuso en los años 1980 con eslóganes del estilo "Francia, lo primero".

Pero, tras su llegada a la cabeza del FN, su 'benjamina', de 47 años de edad, puso distancia con esta herencia sulfurosa heredada de su padre. No obstante, mantuvo la línea general del partido, marcada por posiciones nacionalistas y antiinmigrantes.

Esta estrategia de "normalización" en vistas de su candidatura a las elecciones presidenciales de 2017 en Francia, para las que los sondeos desde hace un año la ubican en una segunda ronda, no ha evitado que se acercase a otros partidos populistas para formar un grupo en el Parlamento europeo.

Pero, su padre siempre consideró que el FN no tenía interés en volverse transparente y nunca renunció a sus declaraciones chocantes, al punto de llegar a decir que el virus Ébola podría solucionar la crisis migratoria...

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.