Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Activistas se reúnen fuera de la oficina del Fiscal General Eric Schneiderman para apoyar la investigación del estado de Nueva York sobre si el gigante petrolero Exxon ocultó sus conocimientos sobre el cambio climático, el 22 de febrero de 2017, en Nueva York.

(afp_tickers)

La empresa petrolera ExxonMobil pidió a la administración de Donald Trump que respete el acuerdo de París sobre la lucha contra el cambio climático que la Casa Blanca considera "malo", según una carta transmitida el martes por la compañía a la AFP.

En la misiva, fechada el 22 de marzo, Peter Trelenberg, responsable de políticas medioambientales en ExxonMobil, recuerda que la compañía petrolera, una de las más importantes del mundo "apoya el acuerdo de París como un marco eficaz para responder a los riesgos del cambio climático".

"Creemos que Estados Unidos está en una buena posición para ser competitivo en el marco del acuerdo de París, con abundantes recursos bajos en carbono, como el gas natural, y empresas privadas innovadoras, incluso en los sectores del petróleo, el gas y la petroquímica", señala.

La carta está dirigida a David Banks, consejero especial de Trump para la energía internacional y el medioambiente.

El presidente se mostró escéptico con este acuerdo, y Scott Pruitt, a quien nombró a la cabeza de la Agencia de Protección Ambiental (EPA), consideró hace poco que es un "mal acuerdo".

La administración estadounidense debate si debe retirarse o no del acuerdo.

El exjefe de ExxonMobil, Rex Tillerson, actual secretario de Estado de Trump, se había declarado favorable a un impuesto al carbono cuando dirigía la compañía.

"Al contrario de los acuerdos de Kyoto, el acuerdo de París es el primer acuerdo internacional que combate el cambio climático estableciendo compromisos de reducción de emisiones por parte de las economías desarrolladas y en desarrollo", destacó Trelenberg en la carta.

"Es algo primordial, pues los países en desarrollo, no miembros de la OCDE, ya son los principales emisores de gases de efecto invernadero, con China a la cabeza", subrayó.

Trump ordenó revisar este martes el legado de su antecesor, Barack Obama, sobre el clima, al prometer una renovación de la industria de carbón, en un discurso en el que no mencionó ni una sola vez el cambio climático.

AFP