Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Los automotores alemanes VW, BMW y Daimler enfrentan demandas en EEUU y Canadá por acusaciones de colusión para subir el precio de sus unidades

(afp_tickers)

Los grandes fabricantes alemanes de autos Volkswagen, BMW y Daimler se convirtieron en blanco de procesos colectivos por denuncias de colusión para elevar artificialmente el precio de sus unidades al público.

Los procesos fueron presentados casi simultáneamente en cortes de Estados Unidos y Canadá, en momentos en que autoridades europeas investigan si las empresas alemanas sellaron acuerdos ilegales para compartir tecnologías y estrategias.

De acuerdo con reportes de prensa, autoridades en Estados Unidos también están analizando las denuncias.

En un proceso formalizado el martes en Nueva Jersey, tres propietarios de vehículos acusaron a las marcas alemanas por sellar un acuerdo que durante dos décadas fue dañino a los intereses de los clientes.

Esas tres personas alegan que las empresas compartieron ilegalmente informaciones sobre costos, mercados, equipos de medición de emisiones y redes de abastecimiento.

Esa colusión perjudicó a los consumidores ya que "pagaron más por vehículos alemanes de alta gama de lo que deberían haber pagado".

Ese proceso pide que las partes alcancen un acuerdo en juicio, aunque los valores no fueron mencionados.

El proceso presentado en Canadá hace denuncias similares y pide compensaciones por 878 millones de dólares.

Daimler descartó de plano esas denuncias.

"Consideramos que esos procesos colectivos carecen completamente de mérito. Vamos a defendernos por todos los medios legales", informó un vocero de Daimler en un correo a la AFP.

En tanto, BMW y Volkswagen declinaron hacer comentarios.

Los fabricantes alemanes se encuentran en el centro de la controversia desde que el pasado viernes el semanario germano Der Spiegel denunció que habían mantenido entendimientos secretos desde la década de 1990.

El martes, el servicio noticioso especializado Bloomberg informó que el Departamento de Justicia estadounidense acompañaba el caso, aunque el portavoz de esa entidad prefirió no hacer comentarios.

El caso vuelve a poner al gigante Volkswagen en medio de una polémica, después de los esfuerzos que debió hacer para liberarse del escándalo de 2015 sobre fraude en su medición de emisiones.

La empresa tuvo que destinar nada menos que 24.000 millones de dólares para pagar multas y compensaciones.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP