Familiares de miembros del grupo yihadista Estado Islámico (EI) huyeron de un campo de desplazados en el norte de Siria, cerca de donde se libran combates entre fuerzas kurdas y turcas, anunciaron este domingo las autoridades kurdas.

"El brutal asalto militar que llevan a cabo Turquía y sus mercenarios se efectúa cerca del campo de Aín Aisa, donde se hallan miles de familiares del EI", anunció en un comunicado la administración autónoma kurda, que gestiona varias cárceles de yihadistas y campos de refugiados de sus familiares en el norte de Siria.

"Algunos (familiares) pudieron escapar", agrega esta fuente.

El Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH) confirmó que "cerca de una centenar" de mujeres y niños se dieron a la fuga.

Esta ONG precisó que se trata de extranjeras, aunque no pudo indicar sus nacionalidades.

Los kurdos han advertido que la operación militar turca podría generar un caos que permita al EI liberar a miles de yihadistas encarcelados o a sus familiares retenidos en campos de desplazados, o facilitar la fuga de estos.

Unos 12.000 combatientes del EI --sirios, iraquíes pero también entre 2.500 y 3.000 extranjeros originarios de 54 países-- están detenidos en las prisiones de los kurdos, según sus estadísticas oficiales.

Los campos de desplazados albergan a 12.000 extranjeros, entre 8.000 niños y 4.000 mujeres.

Etiquetas

Neuer Inhalt

Horizontal Line


Instagram

Síganos en Instagram

Síganos en Instagram

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes