Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El director del FBI, James Comey, durante una comparecencia en la Comisión de Supervisión y Reforma del Gobierno en el Capitolio el 7 de julio de 2016 en Washington

(afp_tickers)

El FBI anunció este lunes que investigaba el pirateo de los e-mails del Partido Demócrata, del que Hillary Clinton acusó a Rusia, algo difícil de probar, según los expertos.

Los e-mails, filtrados por WikiLeaks, ponen en evidencia que los líderes de la formación intentaron menoscabar la campaña del contrincante de Clinton en las primarias, Bernie Sanders, lo que puso en jaque al Partido Demócrata en vísperas del inicio de su convención este lunes en Filadelfia, en la que Clinton será oficializada como candidata presidencial.

La tormenta provocada por el contenido de los correos filtrados (casi 20.000) motivó la dimisión de la presidenta del partido, Debbie Wasserman Schultz.

"El FBI está investigando una ciber intrusión que afectó al CND [Comité Nacional Demócrata] y está trabajando para determinar (su) naturaleza y alcance", indicó la agencia en un comunicado.

"Un asunto de esta naturaleza es algo que nos tomamos muy en serio, y el FBI continuará investigando", añadió.

La campaña de Clinton ha sugerido que detrás de la filtración de los documentos había una acción de Rusia dirigida a ayudar al candidato republicano, Donald Trump.

"Es preocupante, pues algunos expertos nos están diciendo ahora que esto fue hecho por los rusos con el fin de ayudar a Donald Trump", aseguró el jefe de la campaña de Clinton, Robby Mook, a la cadena de televisión ABC.

La admiración de Trump por el presidente ruso, Vladimir Putin, no es un secreto, lo que lleva algunos a pensar que el mandatario ruso ha intentado contribuir a que el multimillonario llegue a la Casa Blanca.

El candidato republicano intentó aprovechar la polémica.

Clinton "trabajó mucho, mucho para amañar el sistema", dijo Trump en un acto de campaña en Virginia este lunes. "Pero no sabía que China o Rusia, uno de nuestros muchos, muchos amigos, vinieron y nos hackearon en las narices".

Aunque la implicación rusa en el pirateo fuera cierta, no significaría que también fueran los responsables de la filtración, advirtió James Lewis, experto en ciberseguridad del think tank Center for Strategic and International Studies

"También podría ser alguien desde dentro usando a los rusos como excusa", dijo a la AFP por e-mail.

Algunos expertos son aún más cautos.

"Es muy difícil atribuir la autoría de un pirateo en internet, y en muchos casos, imposible", explicó Bruce Schneier, experto en ciberseguridad y director de tecnología en Resilient, una compañía de IBM.

El fundador de WikiLeaks, Julian Assange, dijo a la cadena NBC News que "no hay pruebas" por el momento de que Rusia esté detrás de la filtración.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP