Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

La exsecretaria de Estado estadounidense Hillary Clinton el 12 de septiembre de 2017 en Nueva York durante una firma de libros

(afp_tickers)

El FBI está investigando a la fundación del expresidente estadounidense Bill Clinton debido a presiones del actual mandatario Donald Trump y en medio de denuncias de corrupción hechas por legisladores republicanos, reportaron este viernes medios estadounidenses.

CNN, The New York Times y The Hill, un sitio de noticias enfocado en el Congreso, confirmaron que investigadores del Departamento de Justicia están revisando asuntos relacionados con supuestas donaciones de la Fundación Clinton a cambio de favores políticos cuando la esposa del expresidente, Hillary Clinton, era secretaria de Estado entre 2009 y 2013.

El Departamento de Justicia no confirmó la investigación, pero informó en noviembre al líder del comité judicial de la Cámara de Representantes, Robert Goodlatte, que el fiscal general Jeff Sessions estaba evaluando la necesidad de indagar oficialmente sobre un controversial acuerdo sobre uranio que involucraba a un importante donante de la fundación.

La Fundación Clinton dijo que ya había demostrado en varias ocasiones que tales señalamientos eran falsos.

Nick Merrill, portavoz de Hillary Clinton, dijo a The Hill que la investigación era "una farsa" y aseguró que Sessions "estaba haciendo lo que Trump le ordenaba" al seguir adelante con el caso.

En Twitter o en sus discursos, Trump ha solicitado reiteradamente al Departamento de Justicia que reabra la investigación sobre el servidor de correo electrónico privado usado por Hillary Clinton -a quien derrotó en las elecciones presidenciales de 2016-, cuando era Secretaria de Estado en el gobierno de Barack Obama.

También ha mencionado el trato sobre el uranio en varias ocasiones. Ese caso se refiere a la venta en 2013 de la minera canadiense Uranium One a la compañía estatal rusa Rosatom, que fue aprobada por Obama. El trato permitió a Rosatom controlar 20% de las reservas de uranio de Estados Unidos y fue decidido luego de que Uranium One hiciera grandes donaciones a la Fundación Clinton.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes










AFP