Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

La presidenta de la Reserva Federal estadounidense, Janet Yellen, dirigiéndose al Club Económico de Washington el 2 de diciembre de 2015

(afp_tickers)

La presidenta de la Reserva Federal (Fed) Janet Yellen dijo el martes confiar en la economía de Estados Unidos y que la entidad aumentará a ritmo "moderado" las tasas en tanto disminuyan las turbulencias mundiales.

También afirmó que pese al aumento de algunos precios, aún "es demasiado pronto como para decir" que la inflación estadounidense está en alza. En su última reunión, finalizada el 16 de marzo, la Fed mantuvo sus tasas entre 0,25% y 0,50% como las fijó en diciembre en la primera alza en casi una década.

En su primera declaración pública desde que en febrero la Fed asumió una posición cautelosa, Yellen transmitió un moderado optimismo sobre la economía de Estados Unidos en un mensaje al Economic Club de Nueva York.

Y sostuvo que, en términos generales, la Fed mantiene sus previsiones de crecimiento del PIB estadounidense y que la inflación sigue orientada a llegar a 2% a mediano plazo.

Otros miembros de la Fed dijeron que la inflación se está acelerando y sugirieron que las tasas podrían aumentar nuevamente en cuestión de meses. Sin embargo Yellen dijo no estar convencida de eso.

"Es demasiado pronto como para decir si ese aceleramiento será duradero", dijo.

Yellen apuntó que la Fed tiene que estar atenta al enlentecimiento del crecimiento económico mundial y la agitación de los mercados.

Señaló específicamente cómo influyen en la economía mundial la incertidumbre provocada por China con sus dificultades económicas y cambios de políticas.

"Hay mucha incertidumbre, sin embargo, sobre cuán suave será esa transición y sobre el marco de políticas para hacer frente a problemas financieros que puedan acompañarla", dijo sobre China.

También dijo que la sostenida caída del crudo y otras materias primas clave oscurecen también el panorama de la economía mundial aun cuando precios más bajos pueden favorecer a consumidores y fabricantes.

Otra caída del petróleo tendría un efecto adverso en el mundo económico, dijo.

"Debemos tener en cuenta las potenciales secuelas de los recientes acontecimientos económicos y financieros mundiales", dijo.

Aún así, estimó que el impacto de las turbulencias internacionales sobre Estados Unidos "muy probablemente será limitado".

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP