Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Una pancarta con el logo de Fiat Chrysler Automobiles en la fachada de la Bolsa de Nueva York el 13 de octubre de 2014

(afp_tickers)

Las acciones del grupo ítalo-estadounidense Fiat Chrysler Automobiles (FCA) cayeron el jueves en Milán y Wall Street luego de que la empresa fue demandada por inflar la cantidad de autos vendidos en Estados Unidos.

La demanda presentada por la empresa vendedora de autos Napleton Automotive Group, acusa a FCA de recompensar a las concesionarias que reportaran falsamente sus cifras de venta, lo cual incide directamente en los resultados de la compañía.

Fiat Chrysler está "convencida de que la denuncia es infundada", respondió la automotriz en un comunicado. Esto sucede cuando "FCA Estados Unidos está discutiendo con el grupo concesionario sobre la necesidad de que cumpla con sus obligaciones en virtud de ciertos contratos de concesión".

La empresa acusó a los dos concesionarios de no "haber estado a la altura al menos desde 2012" y de haber "proferido amenazas de persecución en los últimos meses en un intento fallido de forzar a FCA Estados Unidos a concederles un trato preferencial".

La acción contra la compañía echa sombras sobre sus ventas récords de 2015 anunciadas el 5 de enero: 2,2 millones de vehículos (un 7% más que en 2014).

FCA, que venía de 69 meses consecutivos de crecimiento anualizado de ventas en Estados Unidos", dijo que se defenderá "vigorosamente".

"La empresa cree que la demanda no tiene mérito", agregó FCA.

"La compañía tiene confianza en la integridad de sus negocios y en los de sus vendedores", añadió.

La noticia impactó en la bolsas. Las acciones del grupo cayeron 7,94% en Milán y 4,20% en Nueva York.

- Supuestos pagos ilícitos -

La demanda de Napleton, presentada en una corte federal de Illinois, acusa a la empresa de fraude. Dice que las desleales prácticas comerciales de FCA perjudicaron a dos agencias suyas que funcionan en Illinois y Florida.

En la demanda se acusa a un funcionario de FCA de ofrecerle 20.000 dólares al presidente de Napleton, Ed Napleton, a cambio de que reportara falsamente la venta de vehículos.

Napleton rechazó el pago pero más tarde se enteró que otro empleado de su firma aceptó reportar la falsa venta de 16 autos.

En la demanda se señala que otra concesionaria de venta de autos Fiat Chrysler reportó 85 ventas falsas tras "recibir decenas de miles de dólares como recompensa ilícita por su complicidad".

Las ventas falsas "crean la apariencia de que el desempeño de FCA es mejor de lo que realmente es", dice la demanda.

"Esos resultados son presentados al público en general y a la comunidad de inversores. FCA tiene plenas razones para seguir siendo opaca en este asunto porque la verdad no la ayudaría en momentos en que puede estar buscando fusiones u otras oportunidades de negocios", dice el documento.

La demanda sostiene que el comportamiento de FCA hacia los vendedores "ha sido de coerción y de amenazas de terminación" de los vínculos por razones que nada tienen que ver con el desempeño.

El presidente de Fiat Chrysler, Sergio Marchione, dijo el año pasado que impulsa la consolidación de la industria del automóvil e instó a General Motors a que considere fusionarse con su empresa.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP