AFP internacional

Un caficultor cosecha granos de café en El Olvido, Santa Tecla, el 17 de enero de 2013

(afp_tickers)

El gobierno salvadoreño anunció este martes la creación de un fideicomiso por 300 millones de dólares para impulsar medidas de reactivación de la caficultura, entre ellas la renovación del 50% del parque cafetero calculado en 137.475 hectáreas.

Del total del fideicomiso, unos 150 millones de dólares serán destinados a "la compra y reestructuración" de la deuda que los productores de café mantienen con bancos estatales y privados, explicó el presidente Salvador Sánchez Cerén.

Otros 150 millones de dólares se usarán para la renovación del parque cafetero, entre otras acciones.

El mandatario explicó que el fideicomiso -acordado por el gobierno, los productores del grano y líderes políticos-, se nutrirá de fondos del Estado, así como de "fuentes de financiamiento" como préstamos o donaciones internacionales.

En cuanto a la renovación del parque cafetero, Sánchez Cerén dijo que se iniciará en el corto plazo con plantas de café resistentes a plagas como la roya y también a fenómenos causados por el cambio climático como sequías.

Según el ministro de Agricultura, Orestes Ortez, en los últimos tres años la producción de café de El Salvador ha promediado los 853.000 sacos de 46 kilos, y de hecho la cosecha 2016-2017 se calcula cerrará con una producción de 850.000 sacos.

La temporada de recolección de café en El Salvador se abre en octubre y se extiende hasta inicios de mayo.

Otra acción para reactivar el sector cafetalero será la creación de un instituto de investigaciones del café, que servirá de apoyo a los productores en el desarrollo de especies de plantas de café que sean resistentes a plagas y que garanticen una mejor producción.

AFP

 AFP internacional