Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Imagen distribuida por la división de fotógrafos presidenciales de Tailandia tomada el 7 de julio de 2016 que muestra al presidente de Filipinas, Rodrigo Duterte (dcha), estrechando la mano del embajador chino en Filipinas, Zhao Jinhua, en Manila

(afp_tickers)

Filipinas está dispuesta a compartir con Pekín los recursos naturales de las zonas en disputa en el mar de China Meridional, incluso si la semana próxima gana un pleito ante un tribunal internacional, declaró este viernes a AFP el ministro de Relaciones Exteriores.

El gobierno de Pekín reivindica su soberanía sobre casi todo el mar de China Meridional, una importante vía marítima en disputa con varios de sus vecinos, entre los que hay estrechos aliados de Estados Unidos, como Filipinas.

Para contestar los reclamos chinos, que llegan muy cerca de sus costas, Manila presentó en 2013 una denuncia ante la Corte Permanente de Arbitraje de La Haya, que pronunciará su veredicto este martes.

En una entrevista con AFP, el ministro filipino Perfecto Yasay dijo que el gobierno del nuevo presidente, Rodrigo Duterte, espera abrir rápidamente el diálogo con China tras conocerse ese veredicto.

Según él, los contactos se centrarían en cómo explotar juntos las reservas de gas natural y compartir los recursos pesqueros dentro de la zona económica exclusiva de Filipinas.

"Podemos tener incluso el objetivo de ver cómo podemos explorar juntos ese territorio. Cómo podemos beneficiarnos mutuamente de la explotación de los recursos en esa zona económica exclusiva, donde las reivindicaciones se superponen", dijo Yasay a AFP.

En los últimos años, China construyó islas artificiales e infraestructuras en el mar de China Meridional para apoyar sus reivindicaciones mediante una política de hechos consumados.

La denuncia presentada en La Haya por el anterior gobierno filipino de Benigno Aquino indignó a Pekín, que sostiene que el alto tribunal, apoyado por la ONU, no tiene competencia en el asunto, por lo que no debe reconocer su decisión.

Aquino llegó a comparar el expansionismo chino en la zona con la política nazi en Europa antes de la Segunda Guerra Mundial.

Ahora, Duterte, que asumió el 30 de junio, ha adoptado una posición más conciliadora con China.

Su canciller dijo que el mandatario no hará ese tipo de analogías, y dijo que él personalmente prefiere "mirar adelante en estos asuntos".

Y añadió que los dos países han acordado no hacer "comentarios provocadores" tras la decisión de la corte de arbitraje.

El ministro dijo que una vez anunciada la decisión, su gobierno la estudiará con atención, la comentará con sus aliados y luego tratará de abrir negociaciones con China "lo antes posible".

Yasay dijo concretamente que Filipinas está abierta a compartir los recursos pesqueros del Arrecife de Scarborough, situado dentro de la zona económica exclusiva filipina, y del que China tomó el control en 2012.

Igualmente dijo que su país se planteará explorar con China unos campos de gas en Reed Bank, también dentro de la zona económica exclusiva filipina.

En los últimos años, los reclamos sobre el mar de China meridional, donde están igualmente implicados Vietnam, Malasia, Brunéi y Taiwán, han dado lugar a numerosas acusaciones cruzadas y maniobras militares.

Estados Unidos, que dice estar preocupado por la libertad de navegación en la zona, envió buques de guerra al mar de China meridional en varias ocasiones.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP