Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

La presidenta brasileña, Dilma Rousseff, en un acto en el Palacio de Planalto de Brasilia el 3 de mayo de 2016

(afp_tickers)

La fiscalía brasileña solicitó abrir una investigación a la presidenta del país, Dilma Rousseff, por supuesta obstrucción a la Justicia, según publicaron los principales medios nacionales en la noche del martes, en un nuevo giro de la profunda crisis política que sacude al gigante sudamericano.

De acuerdo con las informaciones de Globo, Folha de Sao Paulo y Estadao, el fiscal general de Brasil, Rodrigo Janot, solicitó a la corte suprema la apertura de una investigación a Rousseff, que enfrenta un proceso de impeachment, así como a su predecesor, Luiz Inácio Lula da Silva,

y al abogado del gobierno, Eduardo Cardozo.

Hasta el momento no fue posible contactar con fuentes oficiales.

En el centro de las sospechas vuelve a estar la polémica designación de Lula como ministro jefe del gabinete de su sucesora, una de las fases más agudas del sismo político que agita al país desde hace dos meses.

Para la Fiscalía, el nombramiento pudo tener como objetivo "desordenar" las investigaciones sobre Lula que llevaba a cabo el magistrado de primera instancia Sergio Moro, encargado de juzgar en primera instancia el multimillonario fraude en Petrobras y convertido ahora en un símbolo de la lucha anticorrupción.

El propio Moro divulgó horas después del nombramiento oficializado el 16 de marzo una conversación grabada entre Rousseff y su antecesor, que según la fiscalía podría ser un indicio de los motivos reales de la designación.

La presidenta siempre ha asegurado, sin embargo, que invitó a Lula a su gobierno por motivos estrictamente políticos en un momento de estampida de aliados.

Pero la entrada de Lula en el gobierno fue bloqueada poco después por el Supremo Tribunal Federal (STF) debido a una posible obstrucción a la justicia denunciada por la oposición. La corte suprema todavía no ha tomado una decisión al respecto.

Rousseff, que no ha sido acusada hasta ahora en ninguna causa de corrupción, sólo pasará a la condición de investigada si el STF acata el pedido de la Fiscalía.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP