Navigation

Fondo especulativo apela ante justicia EEUU fin del bloqueo a Argentina

El secretario de Finanzas argentino Luis Caputo sale del despacho del mediador Daniel Pollack tras las negociacones con los acreedores de Argentina en Nueva York el 5 de febrero de 2016 afp_tickers
Este contenido fue publicado el 03 marzo 2016 - 23:04
(AFP)

Uno de los fondos especulativos que llegó a un acuerdo con Argentina para cobrar una multimillonaria cifra por deuda en default desde 2001 apeló el jueves la decisión del juez de Nueva York, Thomas Griesa, de levantar bajo condiciones restricciones financieras al país.

La apelación fue presentada por Aurelius Capital, uno de los fondos más duros, y ACP Master Ltd., según un documento presentado en uno de los expedientes que tramita el litigio en los tribunales federales de Manhattan, constató la AFP.

Griesa levantó el miércoles bajo condiciones sus medidas contra Argentina en ese juicio, dos días después de un preacuerdo del país para pagar 4.653 millones de dólares a los dos fondos especulativos más duros, justamente Aurelius y NML Capital.

En su orden, el juez exigió que el país derogue sus leyes que impiden un acuerdo con los fondos querellantes que no aceptaron sus canjes de deuda de 2005 y 2010 y que pague a los acreedores que hayan aceptado su oferta hasta el 29 de febrero.

Griesa tomó su decisión tras una audiencia el martes en que escuchó la opinión de todas las partes sobre la moción presentada por el nuevo gobierno del presidente de centroderecha Mauricio Macri con el objetivo de facilitar que el país avance en su oferta dirigida a poner fin al multimillonario juicio.

Tanto NML Capital y Aurelius como otros querellantes que aún no alcanzaron un compromiso habían pedido al juez que otorgase un plazo adicional de 30 días para que continuasen las negociaciones, lo que les fue denegado.

La orden de Griesa, que también exige a Argentina notificar sus pagos, no entrará en vigencia hasta dentro de dos semanas, según una resolución de la Cámara de Apelaciones de Nueva York para permitir que aquellos querellantes que quieran apelar puedan hacerlo en plazo.

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo