Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Una persona acusada de violencia llega a un tribunal acompañada por la policía el 13 de junio de 2016 en Marsella

(afp_tickers)

"Polémica injusta", "ausencia de cooperación lamentable" de Rusia: acusada de haber gestionado mal los disturbios entre hinchas en Marsella el sábado, en el marco de la Eurocopa-2016, Francia salió a defenderse este lunes, día en que los violentos detenidos fueron condenados a prisión efectiva.

"Había más de 1.000 policías en las calles que intervinieron para cortar los problemas de orden público en el momento indicado", declaró el ministro del Interior Bernard Cazeneuve en Burdeos, una de las ciudades, donde rechazó la hipótesis de "subestimar la situación en el dispositivo de seguridad" previsto.

En Inglaterra y en Alemania se han levantado algunas voces para criticar el accionar policial del sábado en Marsella, donde jugaron el sábado un partido de alto riesgo Inglaterra y Rusia (1-1), por el grupo B de la Eurocopa.

Otro punto polémico es el hecho que ningún hooligan ruso fuera detenido, cuando se vio en imágenes que estaban en la primera fila de los disturbios y enfrentamientos con hinchas ingleses. Hubo 39 heridos, casi todos ingleses, y entre ellos uno aún sigue en estado "crítico pero estable", después de sufrir aparentemente golpes con un fierro en la cabeza, según el fiscal de Marsella Brice Robin.

Las fuerzas francesas "no pudieron manejar el movimiento de los ultras rusos", declaró a la AFP Geoff Pearson, especialista en hinchas radicales en la Universidad de Mánchester.

En Francia, la oposición al gobierno aprovechó el asunto para criticar. Guillaume Larrivé, portavoz del partido Republicanos, denunció "disfuncionamiento" y "fallas", por ejemplo.

- Fiesta de la Música aplazada en Marsella -

"No hubo fallas", respondió a distancia el fiscal de Marsella. "Preparados para operaciones hiperrápidas e hiperviolentas", los 150 hooligans rusos "extremadamente entrenados" visiblemente escaparon a la vigilancia policial evitando su llegada por avión a Marsella, según el procurador.

Rusia jamás tendría que haberlos "dejado pasar" a esos barrabravas, afirmó a la AFP el ministro de Deportes galo Patrick Kanner, denunciando una "ausencia de cooperación lamentable" por parte de sus pares rusos.

Para evitar nuevos brotes de violencia, para el partido Ucrania-Polonia, programado en Marsella el 21 de junio, la alcaldía decidió aplazar la popular Fiesta de la Música, en la que toda la sociedad sale a disfrutar de conciertos y recitales al aire libre hasta altas horas de la noche. Su nueva fecha en la ciudad mediterránea será 23 de junio, cuando la Eurocopa tiene descanso.

En tanto, en el Tribunal Correccional de Marsella, varios de los involucrados en los incidentes pasaron frente al juez y recibieron penas de prisión efectiva, así como expulsiones y prohibiciones de ingresar nuevamente a territorio francés. La más dura, un año de cárcel efectiva, la recibió un francés de 29 años, quien había atacado el jueves por la noche a tres personas a las que también les robó.

- Alcohol -

La violencia que ensombreció el inicio de la Eurocopa, que temía al inicio más por un ataque terrorista o las protestas sociales, abrió el debate sobre el consumo de alcohol de los hinchas.

Este lunes, siguiendo las instrucciones del ministro del Interior, los prefectos de Ródano y Alto Garona prohibieron la venta de bebidas alcohólicas, medida que va para la víspera y el día de los encuentros en las ciudades sede, así como en las fan zones. Eso se efectivizó a medias en Lyon, donde chocaron Italia y Bélgica, y en Toulouse, donde el campeón España debutó con triunfo agónico ante República Checa.

"Es una falsa buena solución", juzgó Ronan Evain, coordinador del programa "FSE - Fans' Embassies", encargado de dar la bienvenida a los aficionados de la Eurocopa.

Autoridades locales y del fútbol han querido reaccionar con decisiones firmes. Por un lado, la UEFA amenazó el domingo a Rusia e Inglaterra con descalificarles si sus fanáticos volvían a desatar incidentes.

Sin embargo, el presidente de la FA salió a defenderse. "Las condiciones de seguridad dentro del estadio eran inaceptables" para un Rusia-Inglaterra, lamentando la "insuficiente separación" entre hinchas de ambas parcialidades. Además, sostuvo que la acusación contra Inglaterra de la UEFA era contradictoria, pues el tribunal de disciplina únicamente abrió un proceso disciplinario a la Federación rusa.

Precisamente, el órgano rector del fútbol europeo dará su veredicto el martes y algunos sugieren que el próximo organizador del Mundial-2018 podría perder puntos para la eliminatoria de la Eurocopa-2020.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP