Navigation

Francia congela bienes de varias entidades por presunta relación con armas químicas en Siria

El ministro de Economía de Francia, Bruno Le Maire, responde a preguntas de los diputados en la Asamblea Nacional, en París, el 15 de mayo de 2018 afp_tickers
Este contenido fue publicado el 18 mayo 2018 - 06:17
(AFP)

Francia congeló el viernes los haberes de siete entidades domiciliadas en Siria, Líbano y China por su presunta implicación en el programa de armas químicas sirio, según tres decisiones publicadas en el Diario Oficial.

Entre estas entidades figuran las empresas Al Mahrous Group (Damasco) -con dos filiales en Dubái y Egipto-, Sigmatec (Damasco), Technolab (Líbano) y una compañía de comercio con sede en Guangzhou (China).

La medida concierne asimismo a dos ciudadanos sirios y una persona nacida en 1977 en Líbano cuya nacionalidad no fue precisada.

Los bienes de estas empresas y personas permanecerán congelados durante seis meses a partir del 18 de mayo en virtud de tres decisiones firmadas por el ministro de Economía y Finanzas, Bruno Le Maire.

Francia ya había bloqueado en enero los haberes de 25 entidades y responsables de empresas sirias, francesas, libanesas y chinas, sospechosos de alimentar el programa sirio de armas químicas.

Entre las compañías afectadas figuraban entonces importadores y distribuidores de metales, de electrónica y de sistemas de iluminación. Algunas de ellas no existían físicamente en las direcciones indicadas.

Unos 30 países se movilizan este viernes en París para establecer mecanismos que permitan una mejor identificación y sanción de los responsables de ataques químicos, cometidos especialmente en Siria.

El presunto ataque químico en Duma, cerca de Damasco, del 7 de abril dejó al menos 40 muertos, según los servicios de emergencias, y originó bombardeos aéreos de Estados Unidos, Francia y Gran Bretaña contra instalaciones del régimen sirio, que niega toda implicación.

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo